1 de marzo 2024 - 13:45

El dólar no despega, ¿es a causa de las inversiones?

El anuncio de la construcción de la planta de hidrógeno en Paysandú despertó los recuerdos del impacto en el tipo de cambio que tuvo UPM 2.

Las inversiones en Uruguay generan un mayor ingreso y flujo de dólares.

Las inversiones en Uruguay generan un mayor ingreso y flujo de dólares.

Foto: Juan Carlos Cáceres

El gobierno firmó el acuerdo por la mayor inversión en la historia de Uruguay con HIF Global, para la construcción de una planta de hidrógeno verde en Paysandú; y si bien la noticia es positiva para el desarrollo de la economía nacional, despertó preocupaciones por las consecuencias o efecto secundarios que pueda tener sobre el mercado cambiario, en un contexto en el que el dólar se mantiene “planchado” muy por debajo de lo que debería estar para mejorar la competitividad deteriorada del país.

Tras el primer anuncio de inversión a mediados del año pasado, el gobierno finalmente firmó el memorándum de entendimiento con la empresa HIF Global, por un desembolso que estará cerca de los 6.000 millones de dólares, el más importante en la historia uruguaya en términos de inversión extranjera directa (IED).

Si bien las inversiones siempre son una buena noticia —aún más si es en materia de energías renovables, un sector al que el gobierno le da particular impulso en el marco de la segunda transformación energética—, ésta volvió a ponerse sobre la mesa del debate público el mismo día que el dólar cerraba con una nueva baja, tocaba su valor mínimo en el mes, acumulaba su cuarto retroceso mensual y confirmaba la tendencia que se mantiene en el 2024: está virtualmente “planchado”. A esto, se le suma otro dato desfavorecedor: la competitividad lleva 24 meses seguidos de pérdida.

¿Hay relación entre las inversiones y la caída del dólar?

El recuerdo del impacto de UPM 2 todavía está fresco: una caída acumulada en el 2022 del 10,35% en el valor del dólar respecto del peso, debido a la importante oferta de dólares que hubo en el país —acompañado de una escasa demanda— que significó la entrada de divisas por parte de la empresa finlandesa para la construcción de su segunda planta.

Por lo tanto, el temor de que vuelva a suceder algo similar ante el anuncio de la inversión histórica está latente. “Sabemos que pasó en 07/2019 cuando se confirmó la construcción de UPM2, inversión por U$ 2.700 millones. Tuvo un impacto inmediato en el precio del dólar (cayó $1) y en la cotización de los bonos en pesos nominales”, publicó al respecto el sitio de educación financiera Personal Sherpa, encabezado por el economista Rodrigo Saráchaga.

“Es que el ingreso de dólares por IED genera un exceso de oferta de la divisa estadounidense, y cuando algo abunda, su precio cae”, explicó el portal desde su cuenta de LinkedIn. Este argumento también fue el utilizado en su momento por el gobierno al momento de responder las críticas por el atraso cambiario.

“A priori, es un claro ‘long UYU…’”, añadió, a modo de conclusión.

El impacto de la mega inversión en Paysandú

A esto, claro, hay que sumar la reciente decisión del Banco Central del Uruguay (BCU) de poner pausa al ciclo de recortes en las tasas de interés y mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 9% —cuatro puntos por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC) de enero—, con el objetivo de continuar bajando la inflación dentro del rango meta.

Si bien el desvío del tipo de cambio respecto de sus fundamentos —actualmente en torno al 15% según los datos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) — no es una prioridad dentro de la política monetaria de esta gestión en tanto el país tiene una política de libre flotación y el dólar responde a los parámetros del mercado; la decisión tomada por el Comité de Política Monetaria (Copom), en principio, contribuiría a mantener la divisa estadounidense planchada, en un contexto en que Uruguay sigue perdiendo competitividad en los mercados internacionales.

De todos modos, es apresurado concluir que la actual situación cambiaria responde al anuncio de la inversión en Paysandú, o que ésta será determinante para el dólar en el corto o mediano plazo. El proyecto todavía se encuentra en etapas muy incipientes y para el desembolso efectivo y el ingreso de divisas restan muchos pasos previos.

Asimismo, también se tendrán que considerar otros factores de la economía en el momento en la inversión suceda, ya que éstos podrían contrarrestar los efectos que el mayor flujo de divisas en el mercado interno pueda generar.

Dejá tu comentario

Te puede interesar