4 de mayo 2024 - 14:11

El gobierno destinará u$s 15M a la reparación de la caminería rural

El objetivo es reparar los caminos rurales afectados por las lluvias e inundaciones, para garantizar el paso de camiones ante la cosecha de soja inminente.

El gobierno destinará 15 millones de dólares extra para la reparación de caminos rurales en Uruguay.

El gobierno destinará 15 millones de dólares extra para la reparación de caminos rurales en Uruguay.

El gobierno destinará una suma de 15 millones de dólares para reparar la caminería rural destrozada por las intensas lluvias e inundaciones sufridas en diferentes zonas de Uruguay durante las últimas semanas.

Tras la declaración de la emergencia nacional vial, luego del pedido del Congreso de Intendentes a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) por el deteriorado estado de la caminería rural tras los eventos climáticos extremos que ha experimentado el país con el comienzo del otoño, el Poder Ejecutivo determinó un monto de 15 millones de dólares extra para la reparación de los caminos rurales dañados.

El objetivo detrás de la decisión del gobierno era, justamente, habilitar recursos extraordinarios desde el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para garantizar la entrada y salida de camiones cargados de granos una vez que comience la zafra de soja y, así, garantizar una de las cosechas más importantes para la balanza comercial del país.

“Lo que se busca con esto, unos 15 millones de dólares extras, es poder reparar la caminería y que la cosecha de soja pueda salir en tiempo y forma”, explicó el subsecretario de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Juan José Olaizola a El País, y agregó que “ya se está trabajando en algunos departamentos del litoral”.

La urgencia es mayor si se tiene en cuenta las importantes inundaciones que sufre el sur de Brasil y que, a nivel local, pueden impactar en una crecida significativa del río Uruguay que, eventualmente, genere un empeoramiento de la situación vial ya en estado delicado a nivel general en todo el país.

Asimismo, Olaizola remarcó que hubo “un aumento muy importante de la producción en las últimas décadas”, por lo que el próximo gobierno “debe pensar en asumir una actitud distinta sobre la caminería rural, sin trasladarle toda la responsabilidad a las intendencias departamentales”. “Eso hay que negociarlo en su momento, pero es una idea que tenemos en el Ministerio de Transporte”, añadió el jerarca nacionalista.

Cruces por los caminos rurales entre autoridades y transportistas

En Paysandú, la situación de la caminería rural y la responsabilidad por la misma llevó a un cruce entre el intendente Nicolás Olivera y la Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay (ITPC).

Al respecto, el jefe comunal había planteado que los transportistas son “los únicos responsables del estado de la caminería rural del departamento”; apuntando particularmente a los camiones que salen e ingresan de la planta de UPM 2. “Los señores de UPM pensarán que somos un país bananero y pueden hacer lo que quieran. En plena emergencia vial, cero respeto a las normas, a las autoridades, a los vecinos. Cero sensibilidad. Se agotó la paciencia con estos atrevidos”, escribió Olivera en redes sociales.

Estos comentarios le valieron la respuesta de la ITPC, que emitió un comunicado en el que señaló que el intendente sanducero busca instaurar un sistema de multas “y nuevos costos adicionales a la actividad”, en relación a lo que adelantó Olivera al medio local El Telégrafo respecto a que enviará a la Junta Departamental un cambio normativo por el que se impongan multas “severas” a quienes afecten la caminería.

“Claro está que decretar que la circulación solo se habilita pasados los tres días luego de la última lluvia, sería la diferencia entre que la soja se pudra en los camiones o no”, afirmaron los transportistas en el comunicado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar