17 de julio 2023 - 09:51

El mercado a la espera de un dólar en alza

El precio de la divisa norteamericana acumula un incremento del 2,10% en lo que va del mes, en el marco de dólar que se debilita a nivel mundial.

Dólar
Foto: Pixabay

El mercado se encuentra a la espera de un dólar que obtuvo un retroceso el día viernes del 0,44% con un valor de 38,026 pesos, de acuerdo a la cotización oficial del Banco Central del Uruguay (BCU), quedando cerca de operar en la franja de los 37 pesos.

Con su valor actual, la divisa estadounidense acumula un incremento de más del 1,65% en lo que va del mes y lleva una depreciación en lo que va del año de más de 5,10% en comparación con el cierre de 2022. Si se analiza a nivel interanual, la baja es más sensible y llega hasta más del 9,71%, cuando estaba en 41,951 pesos.

Con respecto al dólar minorista, en la pizarra de referencia del Banco República (BROU), el dólar se ofreció a 36,80 pesos para la compra, y 39,30 pesos para la venta. Por su parte, el valor preferencial del Dólar eBROU estuvo en 37,30 pesos para la compra, y 38,80 pesos para la venta.

La última operación de la jornada en la Bolsa Electrónica de Valores del Uruguay (Bevsa) fue pactada en 38,050 pesos, mientras que el precio máximo fue de 38,050 pesos, y el mínimo de 38 pesos. En este día, el número de transacciones fue de un total de 47, con un monto total de operaciones de más de 25,3 millones de dólares.

Las criptomonedas de paridad 1 a 1 con el dólar como Tether (USDT) cotizaron en un promedio de 39,65 pesos para la compra en línea mediante un banco o con tarjeta, y desde los 39,77 pesos hasta los 41,92 pesos en el mercado peer-to-peer (P2P) de Binance.

Un dólar debilitado a nivel mundial y el peligro del correlato en Uruguay

La semana pasada el dólar se debilitó a un mínimo en los últimos 15 meses. Es que, tras el positivo dato de inflación en Estados Unidos, los operadores comienzan a dudar de si, efectivamente, la Reserva Federal (Fed) de ese país cumplirá con los aumentos anunciados en las tasas de interés para lo que queda del año.

Sin embargo, otro factor empuja a la decisión de volver a las acciones, en el marco de un contexto todavía más probable ante la incertidumbre mayoritaria de qué sucederá con la política monetaria estadounidense: la preocupación de que, finalmente, las tasas de interés vuelvan a subir viene de la mano de una posible recesión en una de las economías más importantes del mundo. En consecuencia, la confianza en el dólar sigue cayendo, al igual que su precio.

En ese sentido, algunos de los principales operadores del mercado dijeron que el dólar está a punto de sufrir más pérdidas a medida que se desvanece el excepcionalismo estadounidense. En la misma línea, también los rendimientos de los bonos fueron en general más bajos, ya que los inversores cancelaron las apuestas de que la Fed volvería a subir las tasas luego de una suba esperada para este mes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar