2 de noviembre 2023 - 09:22

El Partido Nacional mide el impacto del escándalo Marset y quiere más renuncias en el gobierno

Dirigentes blancos esperan que a la salida del canciller Bustillo se sumen las de Heber, Maciel y Lafluf.

Los blancos quieren más renuncias mientras que el Frente Amplio reclamó el regreso de Luis Lacalle Pou a Uruguay.

Los blancos quieren más renuncias mientras que el Frente Amplio reclamó el regreso de Luis Lacalle Pou a Uruguay.

Foto: Raúl Martínez / EFE

Las consecuencias de la polémica por la participación del ahora excanciller Francisco Bustillo en la entrega del pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset comienzan a sacudir al gobierno que perdió a una de sus figuras, y desde el mismo Partido Nacional (PN) piden sostener la institucionalidad a partir de la renuncia de los demás dirigentes involucrados. Mientras tanto, el Frente Amplio (FA) reclama al presidente Luis Lacalle Pou que regrese a Uruguay y convoque a una reunión con todos los partidos políticos.

El caso Marset no es el primer escándalo de la actual administración, pero en el oficialismo admiten que “es el lío más grande. El malestar entre los socios de la Coalición Multicolor tampoco es extraño, si bien en esta ocasión, los más disgustados son los mismos nacionalistas, donde la “furia” y el “cero respaldo” abundan para con los jerarcas que todavía están bajo la lupa y que, según la bancada de los blancos, también deben dar el paso al costado.

De esta forma, Bustillo parece haber abierto la puerta para que también salga del gobierno el ministro del Interior Luis Alberto Heber, que si bien no tendría participación directa en la polémica del pasaporte de Marset ya está desgastado a nivel político por los cruces con el Frente Amplio; del subsecretario de Interior, Guillermo Maciel; y del asesor presidencial Roberto Lafluf. Los últimos dos, mencionados directamente en las declaraciones que la exvicecanciller Carolina Ache realizó ayer en Fiscalía.

Entre los propios, las evidentes mentiras que pronunciaron durante la interpelación en el Parlamento, cuando dijeron que “no se sabía quién era Marset” al momento de emitir el pasaporte uruguayo, duelen más. “Tenemos una bronca bárbara; se tienen que ir todos, a lo Milei”, dijo uno de los senadores blancos más enfrascados, según informó El País. Otro habló de “falta de respeto” con los dirigentes del oficialismo “que están tratando de hacer las cosas bien”. Esta vez, los caídos serían personas muy cercanos a la cúpula no solo del gobierno nacional, sino del PN.

El diputado blanco Jorge Gandini, que además competirá en la interna por la candidatura presidencial, utilizó las redes sociales para resumir un sentimiento que correría por todas las filas nacionalistas: “A los militantes, a los compañeros, antes que nada, pedirles perdón. El Partido importa, el Gobierno importa, pero primero está la Patria y sus Instituciones. Ahora tranquilidad, confianza, hay Presidente”.

Embed

El Frente Amplio reclama responsabilidad a Lacalle Pou

El Frente Amplio, en tanto, también recuerda que hay presidente y, de hecho, reclamó que éste regrese inmediatamente de su apenas iniciado viaje a Estados Unidos. "Hay que hacerse cargo de una circunstancia dolorosa para la República, dolorosa para nuestra institucionalidad”, señaló el presidente de la coalición de izquierda, Fernando Pereira, tras la reunión que mantuvo el Secretariado Ejecutivo de la oposición en Huella de Seregni luego de que se conocieran las declaraciones de Ache y la existencia de los audios de Bustillo.

La intención frenteamplista es que Lacalle Pou convoque a una cumbre con todos los partidos políticos que permita “recomponer la institucionalidad”. “Es un tema muy grave y hay que tratarlo con mucha sobriedad”, afirmó el presidente del Frente Amplio. “Queremos salir de este tema en clave institucional, en diálogo con todos los partidos y el presidente”, apuntó.

También coincidieron con los blancos en pretender más salidas además de la de Bustillo, pero añadieron que Heber, Maciel y Lafluf no solo deben renunciar, sino ser destituidos. “Si todos sabían, como dijo la vicecanciller, no debe quedar nadie”, consideró Pereira, y agregó que “el presidente debe dar señales claras a los uruguayos”.

Para la oposición, la situación actual es la mayor crisis institucional de este gobierno desde el 2020.

Dejá tu comentario

Te puede interesar