28 de septiembre 2023 - 09:42

El plebiscito del PIT-CNT desata una polémica con tono electoralista

La postura frenteamplista ante la consulta popular de la central sindical desata discusiones internas por el eventual costo político, mientras que el gobierno aprovecha para apuntar contra la izquierda.

El debate por el plebiscito del PIT-CNT contra la reforma de la seguridad social en Uruguay tomó un tono electoralista.

El debate por el plebiscito del PIT-CNT contra la reforma de la seguridad social en Uruguay tomó un tono electoralista.

La reforma de la seguridad social que se aprobó a fines de abril en Uruguay parece haber traído, con el diario del lunes, más polémicas en el plano político-electoral que las que hubo durante su discusión. Así, la decisión del PIT-CNT de avanzar en un plebiscito que modifique la Constitución en materia previsional abrió una disputa tanto interna del Frente Amplio (FA) como entre la oposición de izquierda y la coalición gubernamental.

La semana próxima comenzará la junta de firmas para lograr la consulta popular que persigue el PIT-CNT en contra de la seguridad social. Poco importaron a la central sindical las múltiples críticas recibidas a esta iniciativa que, entre sus principales puntos, propone eliminar las AFAP y el ahorro previsional; poner un tope a la edad jubilatoria y a los años de aportes; y atar la jubilación al sueldo mínimo. La propuesta avanza y, de hecho, el 45% de la población se inclinaría a acompañarla, según una encuesta de Cifra.

El problema —o, más bien, otro de los problemas— es el coletazo político que está pegando, sobre todo, al interior del Frente Amplio, cuando se aproxima octubre y, con él, la cuenta regresiva del último año previo a las elecciones generales que definirán quién será sucesor de Luis Lacalle Pou en la presidencia de Uruguay.

En este tema, el FA tiene más que perder, en el contexto de búsqueda de recuperar el gobierno. Las principales figuras de la coalición de izquierda ya se han mostrado en contra del camino elegido por el PIT-CNT; si bien comparten la opinión de que es necesario realizar medidas sobre la reforma de la seguridad social de la Coalición Multicolor, los dirigentes de la primera línea entienden que la vía parlamentaria hubiera sido una decisión más acertada.

Sin embargo, el rechazo abierto a la central sindical puede tensar los vínculos con uno de sus principales aliados al momento de ir a las urnas, por lo que el debate se instaló en el fenteamplismo, que ahora busca definir los alcances de la libertad de acción para los militantes y dirigentes en este escenario.

Marcelo Abdala PIT-CNT Manifestación Plebiscito
El PIT-CNT comenzará la junta de firmas contra la reforma de la seguridad social en Uruguay la semana próxima.

El PIT-CNT comenzará la junta de firmas contra la reforma de la seguridad social en Uruguay la semana próxima.

La interna del Frente Amplio por el plebiscito

El apoyo abierto y directo está más que descartado. No solo por los múltiples comentarios poniendo en tela de juicio la decisión del PIT-CNT de ir por el plebiscito contra la reforma de la seguridad social —el expresidente José Mujica fue el último en criticar esta iniciativa de forma pública, por ejemplo—, sino por el costo electoral que tendría. Esto ya lo admitió el propio presidente del FA, Fernando Pereira, quien dijo que alinearse detrás de la consulta popular es un “riesgo político” de cara a las elecciones del 2024.

En su lugar, la cúpula de la coalición decidió promover la libertad de acción: dejar que cada sector elija cómo posicionarse respecto del plebiscito. La disyuntiva es, en el contexto de esa libertad de acción, qué se puede hacer y qué no en la sede central y en los comités. En definitiva, fijar reglas de juego o límites generales para, al final, no dejar de responder como un bloque.

Para esto, el FA creó una comisión especial que elabora un documento con los lineamientos principales, y que la Mesa Política espera poder estudiar a partir del próximo lunes.

Sin embargo, las posiciones en los diferentes partidos que integran la coalición están divididas y, de cierta forma, parecen encarnar la interna de la oposición en la que se definirá el candidato final para las listas. Por un lado, los sectores que rechazan el camino planteado por el PIT-CNT buscan una “estricta neutralidad” de los espacios comunes, para no mezclar el asunto del plebiscito con la estructura de la coalición —de nuevo, tratando de evitar el costo político que una medida tan extremista pueda representar en términos electorales. En este primer grupo se encuentra el Movimiento de Participación Popular (MPP) que lleva al intendente de Canelones y favorito en las encuestas preliminares, Yamandú Orsi, como eventual precandidato.

Los sectores que respaldan la precandidatura del senador Mario Bergara también mantienen una postura similar.

En la vereda contraria de la coalición de izquierda está el Partido Socialista, que definirá su postura hoy pero con una premisa adelantada: salir a militar en favor del plebiscito. Su idea de libertad de acción, en tanto, no es limitada e incluye a los comités y a la posibilidad de que junten firmas para la consulta popular. El Partido Comunista, principal apoyo partidario detrás de la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, en tanto, decidirá este domingo tanto su alienación o no detrás de la reforma promovida por el PIT-CNT, como su postura en cuanto a la libertad de acción frenteamplista. La precandidata del espacio ya adelantó que acatará lo que la coalición decida, sin dar una opinión personal al respecto.

Más allá de que aún faltan decidir posturas, el mapa posicional de los eventuales precandidatos del Frente Amplio parece comenzar a dibujarse en función del plebiscito: por un lado, con una posición más moderada —y pública—, Orsi y Bergara; y, por el otro, sin dar demasiadas definiciones —al igual que en cuanto a su propia postulación a la carrera interna por la candidatura presidencial—, Cosse.

Frente Amplio Carolina Cosse Montevideo Yamandú Orsi Canelones
Yamandú Orsi y Carolina Cosse son los principales precandidatos por el Frente Amplio para la presidencia uruguaya.

Yamandú Orsi y Carolina Cosse son los principales precandidatos por el Frente Amplio para la presidencia uruguaya.

El plebiscito, el caballo de batalla del oficialismo para criticar al FA

Mientras tanto, el eventual precandidato del Partido Nacional (PN) que se posiciona como favorito en los sondeos previos, y actual secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, eligió las críticas a la indefinición del FA para comenzar a delinear el escenario de confrontación electoral.

En ese sentido, durante un acto de la lista 404 ayer, apuntó directamente contra Orsi, Cosse y Bergara al señalar que estaría “bueno” que el FA “empiece a decir qué va a hacer” respecto del plebiscito del PIT-CNT. En la misma línea, criticó la libertad de acción que resolvió la coalición de izquierda porque “los partidos políticos, si tienen aspiración de ser gobierno, no pueden lavarse las manos y mirar para el costado para quedar bien en función de la interna; no jugarse porque algún precandidato está con uno y otro precandidato está con otro”.

Según Delgado, si los tres quieren ser precandidatos por la oposición “van a tener que decir qué van a hacer con el plebiscito”, si “votan a favor o en contra”, para que “todos sepamos, cuando votemos, las consecuencias de nuestro voto”.

La crítica del posible precandidato nacionalista encuentra en los múltiples cuestionamientos del gobierno hacia la reforma pretendida por la central sindical una buena base sobre la cual comenzar a construir su discurso electoral, a pesar de que todavía no está confirmada definitivamente su participación en la interna del PN. De todas formas, el tono elegido comienza a confrontar de forma directa con quienes podrán ser sus adversarios directos en octubre del 2024, y así lo entienden también desde el Frente Amplio.

Al respecto, la respuesta de Cosse —la precandidata frenteamplista que parece, a su vez, haber elegido la postura más confrontativa— no tardó en llegar: “Desde el oficialismo como siempre están apurados. Ahora se está haciendo una discusión profunda en el FA y en el oficialismo se están diciendo, como siempre, disparates. No me voy a sumar a eso, voy a dejar que mis compañeros discutan y acatar lo que defina el FA”, concluyó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar