23 de diciembre 2022 - 20:38

El riesgo país tocó su mínimo en más de 22 años

Entre las razones, se encuentra la sostenibilidad fiscal mostrada en las cuentas públicas. El déficit fiscal en octubre fue del 2,8% del PIB.

El riesgo país de Uruguay, según República AFAP, llegó a los 75 puntos básicos. Desde que la Administradora de Fondos de Ahorro Previsional mide su índice Uruguay Bond Index (UBI) en 1999, hace el país nunca había llegado a niveles tan bajos. Entre las razones, se encuentra la sostenibilidad fiscal mostrada en las cuentas públicas.

Se trata de una gran noticia para el país gobernado por Luis Lacalle Pou en materia de deuda, dado que si la actual administración quisiera buscar financiamiento en los mercados internacionales un bajo spread, de 0,75%. Esto es la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo financiero, en este caso, sobre el rendimiento de los papeles del Tesoro de Estados Unidos.

Por ejemplo, un riesgo país de 100 unidas implica que ese país debe pagar un punto porcentual más que los bonos libres de riesgo norteamericanos. Entonces, si estos últimos se obtienen con una tasa del 2%, el país analizado lo adquirirá a un 3%.

A fines de marzo, cuando azotó la pandemia por el coronavirus en todo el mundo, el UBI se posicionó en los 401 puntos básicos. Desde entonces, mostró un sostenido descenso, y bajó un un 81,3%.

En el índice de riesgo país elaborado por el banco JP Morgan –el Emerging Markets Bonds Index o Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI)– Uruguay llegó también a mínimos históricos, de 102 puntos básicos.

De esta manera, y producto del equilibrio sostenido en sus cuentas públicas, el país consolidó su posición como la nación con las cifras más bajas y más prometedoras de la región en este sentido.

El déficit fiscal del Uruguay se encuentra en el 2,8% del PIB

Según los últimos datos publicados por el gobierno nacional, el déficit fiscal subió en octubre a un 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB), dos décimas por encima de lo registrado en el mes anterior.

El aumento se debió principalmente a mayores erogaciones por inversiones y por intereses de deuda, aunque se redujeron los gastos no personales en la administración central.

Más allá de este aumento puntual del déficit, la trayectoria de las cuentas públicas en Uruguay ha sido positiva en los últimos meses. El déficit era de casi 5% un año atrás, de lo cual 1,7% correspondía a gastos para combatir la pandemia. Desde que comenzó la pandemia el MEF ha registrado específicamente los gastos debidos al Covid para "encapsularlos" y luego reducirlos, en la medida que la situación sanitaria va mejorando, según expresó en su momento la propia ministra de Economía Azucena Arbeleche. En efecto, del déficit actual de 2,8%, un 0,7% corresponde a gastos Covid.

Sin embargo, desde la oposición política se critica que el ajuste fiscal que ha procesado el gobierno se ha basado en la reducción real del gasto en salarios y jubilaciones, además de recortarse inversiones.

Dejá tu comentario

Te puede interesar