19 de enero 2024 - 15:18

En 2023, los uruguayos gastaron en Argentina un 89% más que el año anterior

El Ministerio de Turismo indicó que el gasto total en el país vecino fue de u$s 1.248,3 millones y se duplicaron los viajes, por efecto de la diferencia cambiaria.

Los uruguayos gastaron 1.248,3 millones de dólares en Argentina durante el 2023.

Los uruguayos gastaron 1.248,3 millones de dólares en Argentina durante el 2023.

El éxodo de uruguayos hacia Argentina fue uno de los hechos que marcó el 2023 y, sobre todo, la economía de Uruguay ante el desvío de consumo, la caída de la recaudación y el impacto en el empleo, mayormente en los departamentos del litoral. En ese sentido, los viajes al país vecino se duplicaron durante el año pasado y el gasto creció un 89%.

Más de 1.000 millones de dólares gastaron los uruguayos en Argentina durante el 2023. Del monto total exacto de 1.248,3 millones, una gran parte fue desvío de consumo; es decir, dinero que, en un contexto de diferencia cambiaria habitual, se habría gastado en el territorio nacional. Sin embargo, la importante brecha de precios que fue tendencia durante el año, profundizada por el aumento del dólar blue en el país vecino, llevó a que las filas en los puentes internacionales durante los fines de semana fueran moneda corriente; y a que las compras ya no fueran en Uruguay, sino del otro lado del Río de la Plata.

El dato surge de los relevamientos del Ministerio de Turismo respecto de los movimientos de entrada y salida del país durante el 2023. En total, fueron 3.883.667 los viajes realizados a Argentina. Una cifra que es incluso superior a la población censada preliminarmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el mismo año; y que es más del doble que la cantidad de viajes realizados en 2022 —y un 80% de los viajes al exterior. A su vez, el incremento en el gasto creció un 89%.

La diferencia cambiaria y la brecha de precios explican gran parte de este aumento: según los informes del Indicador de Precios Fronterizos (IPF) del Observatorio Económico de Salto de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), el promedio de diferencial entre los valores de un lado y el otro de la frontera fue de 152%. Para los uruguayos, durante todo el año fue significativamente más barato adquirir bienes y servicios en Argentina que en el propio territorio nacional, sobre todo en rubros como limpieza e higiene y combustibles.

Con una nueva devaluación en la mira argentina, ¿qué puede pasar en Uruguay?

Entre analistas y especialistas del otro lado del Río de la Plata, hace rato que se viene hablando de una inevitable devaluación, luego de que la primera llevada a cabo el 13 de diciembre —que llevó el dólar oficial de 366 a 800 pesos argentinos de un día para el otro— fuera absorbida por el importante aumento de precios y la consecuente inflación que quitó competitividad al tipo de cambio.

Ahora, la tendencia alcista del dólar blue encuentra explicación, entre otros factores, en las expectativas del mercado a esta nueva devaluación que, según los relevamientos, podría ocurrir entre marzo y abril.

En Uruguay, lo que sucede del otro lado de la frontera a nivel económico y cambiario no es menor. Si bien la temporada de verano —junto con la devaluación del peso argentino, algunas semanas de estabilidad en el dólar blue y el fuerte aumento de los precios que desincentivaron los cruces— no está siendo escenario del éxodo que se había convertido en habitual, en tanto los uruguayos eligieron destinos como Brasil o el Caribe para vacacionar ante la mejora del poder adquisitivo; crece la duda sobre qué podría llegar a pasar en marzo, cuando llegue el momento de volver a la rutina, comiencen las clases —y las compras y gastos asociadas a ellas— y se acerque la Semana de Turismo.

Ante la perspectiva de una nueva devaluación en Argentina para esas fechas y, mientras tanto, la persistencia en la escalada del tipo de cambio paralelo —además de una hipotética suba en niveles similares al del dólar oficial si el gobierno devalúa—, genera preocupación que la diferencia cambiaria vuelva a incrementarse.

De todos modos, habrá que contemplar también el impacto que la eventual devaluación del peso argentino tendría en los precios: basta que con ver lo que sucedió en diciembre, cuando la inflación hizo que, a pesar de la brecha en el tipo de cambio, el mercado argentino no fuera tan atractivo para la billetera uruguaya, sobre todo en lo que a los combustibles respecta.

En ese sentido, y según adelantaron a Ámbito desde el Observatorio Económico de Salto, la brecha de precios se redujo considerablemente entre el ajuste cambiario y el salto inflacionario en Argentina. Los resultados oficiales del relevamiento se conocerán en los primeros días de febrero.

Por lo tanto, es posible esperar que el impacto de un mayor aumento del dólar blue no sea tan fuerte como sí sucedió durante el año pasado ya que, sin un gobierno que contenga el traslado de la devaluación a los precios, la inflación compensará la suba del tipo de cambio paralelo en su influencia en la diferencia cambiaria entre ambos países.

Dejá tu comentario

Te puede interesar