9 de mayo 2024 - 16:00

¿Está preparado Uruguay para el "boom" del hidrógeno verde?

Expertos evaluaron los desafíos y oportunidades de ese desarrollo en el país. El rol del Estado, la competencia mundial y la mano de obra necesaria.

Hidrógeno verde
Foto: Pixabay

Preocupado por las condiciones del Uruguay para el desarrollo del hidrógeno verde como fuente alternativa de energía, la Cámara de la Construcción solicito a la Universidad Católica (UCU) un informe que incluye también oportunidades y desafíos para el sector.

El informe fue elaborado por un equipo del Observatorio de Energía y Desarrollo Sustentable de la UCU que integraron Federico Ferrés, Alejandro Perroni, Santiago Mullin, Felipe Bazarrica, Gonzalo Rasabal, Carlos Zamorín, Ignacio Estrada y Lorena de Quiara.

En el mismo se analiza que el desarrollo de la industria de hidrógeno verde y derivados en Uruguay se encuentra fuertemente condicionado por el desarrollo de factores exógenos. Entre los mismos se destaca el acceso a financiamiento internacional, regulaciones de terceros países u organismos, contexto geopolítico, y precios internacionales, entre otros.

El documento sugiere trabajar en los factores internos en los tres ejes analizados como Infraestructura, Recursos Hídricos y Marco Normativo para lograr ser competitivos y tener reglas de juego claras.

Se recomienda también trabajar a largo plazo con la intención de llegar al 2030 con inversiones significativas en puertos, redes eléctricas, y ductos, que dependerán del desarrollo tecnológico y la evolución de los mercados.

Se sugiere además revisar algunas reglas del mercado eléctrico, particularmente, el criterio de remuneración de la red, y de conexión a la misma, integrando el concepto de demanda flexible a la reglamentación.

Hif Global Empresa Hidrógeno Verde.jpg
El Estado uruguayo no participará de la inversión en el proyecto de HIF Global.

El Estado uruguayo no participará de la inversión en el proyecto de HIF Global.

“La condición básica es tener renovables competitivas que en Uruguay hay. El gran desafío es tener una cadena de valor que sea más competitiva que otros países porque el mercado del hidrógeno verde es un mercado global. Chile y sus vientos, o el desierto en el norte de África, Australia, Argentina y otros lugares son muy competitivos”, señaló Federico Ferrés, quien se encargó de la presentación del informe ante la prensa especializada entre la que participó Ámbito.

Sobre cuál será la inversión necesaria que deberá realizar el Estado, con apoyo del sector privado, el especialista la cuantificó en el orden entre 25.000 y 30.000 millones de dólares.

“El hidrógeno verde aparece como una respuesta en la lucha contra el cambio climático. Los países que están comprometidos con cero emisiones normalmente tienen una mirada temporal de 25 o 30 años. Vemos que es un complemento muy grande al sector productivo actual y que puede atraer inversiones, crear empleo e innovación y todo en base a exportaciones, lo cual es bueno para el país” agregó el técnico.

Para la construcción, una oportunidad

Por su parte el presidente de la Cámara de la Construcción, Alejandro Ruibal, remarcó en entrevista con Ámbito la importancia de esta inversión para el país. “No veo una alternativa para aumentar el crecimiento de la economía de este país, que es una de las cosas que muchos políticos lo han estado planteando. El último recuerdo fue el propio José Mujica, de encontrar cómo salir del crecimiento que tenemos e ir a uno mayor, esto sin lugar a dudas nos daría un crecimiento de la economía con todo lo que implica de empleos y desarrollo”.

“Es necesaria una inversión estatal, la mayor parte es una inversión privada, lo que tiene que hacer el Estado es generar las condiciones, la normativa adecuada, modernizarse, facilitar el transporte de la energía, la demanda dinámica… son cosas que hay que discutir a fondo”, agregó Ruibal.

Hay dos pilotos de transporte, uno en concreto ya caminando de camiones a hidrógeno y después hay dos grandes, uno en Paysandú y uno en Tacuarembó, que están en distintas fases, informó el presidente de la Cámara.

En cuanto a la participación de la industria de la construcción en los proyectos que están en carpeta actualmente, Ruibal considera que será importante cuando pasen a la fase constructiva en trabajo de obras civiles y montajes, pero también en las plantas de generación solares o eólicas u otras obras de infraestructura como ferrocarril, carreteras o puentes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar