1 de marzo 2024 - 08:48

Gran apetito por la emisión para financiar el proyecto Arazatí: la demanda duplicó la oferta

El monto total adjudicado fue de 300 millones de dólares en Unidades Indexadas, pero la demanda llegó hasta los 633 millones de dólares.

La demanda en la licitación para financiar construcción de una nueva planta potabilizadora en Uruguay duplicó la oferta.

La demanda en la licitación para financiar construcción de una nueva planta potabilizadora en Uruguay duplicó la oferta.

Foto: Vecteezy

La emisión del Fondo de Deuda V, destinado al financiamiento del proyecto Arazatí por 300 millones de dólares y gestionado por el banco de desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF) para la construcción de la nueva planta potabilizadora en Uruguay, concretó ayer su emisión tanto en el tramo mayorista como en el minorista, y duplicó la oferta.

Luego de que se anunciara la postergación al jueves 29 de la emisión del Fondo de Deuda para Infraestructura V —el cronograma original planteaba que las licitaciones fueran el lunes 26 y el martes 27—, se llevó a cabo la operación a cargo del CAF-AM, la entidad gestora de fondos de CAF.

A través de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM) y de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa), se ofertó un total de 2.000 millones de Unidades Indexadas (UI), equivalentes a unos 300 millones de dólares que serán utilizados para financiar parte del proyecto Arazatí, así como otros proyectos de infraestructura del país por un plazo máximo de 30 años.

La emisión tuvo un gran éxito, ya que, según informó el CAF, la demanda de los inversores fue de más del doble de la oferta de títulos de deuda. En ese sentido, en el tramo mayorista fue de 624 millones de dólares, mientras que en el minorista fue de 9 millones de dólares.

Finalmente, del total de 300 millones de dólares correspondientes al monto total de la inversión en deuda, 291 millones fueron adjudicados al sector mayorista —cuya licitación fue de 10 a 12 del jueves—, y los 9 millones de dólares restantes se adjudicaron al sector minorista —de 12 a 15—, entre los cuales se encontraban AFAP, compañías de seguros, instituciones de intermediación financiera e inversores institucionales.

“Estamos convencidos de que este fondo representará un nuevo impulso para el desarrollo de iniciativas que derivarán en la mejora de la calidad de vida de los uruguayos, como es el proyecto Arazatí”, manifestó Miguel Ostos, representante de CAF en Uruguay y director de CAF-AM Uruguay.

La emisión más grande del año

Si se dejan de lado las emisiones del gobierno, la licitación del CAF por 300 millones de dólares en Unidades Indexadas (UI) —un total de 2.000 millones de UI— es la emisión de deuda más grande del mercado de capitales uruguayo en lo que va del año.

A través de certificados de participación, el objetivo es financiar con deuda senior proyectos de infraestructura en el país en un plazo máximo de 30 años. El organismo internacional cofinanciará al menos el 10% de la inversión en deuda y el rendimiento mínimo sobre la Tasa de Interés Soberana será de 2,25% en UI.

De esta forma, la licitación financiará el 85% del proyecto Arazatí, cuyo costo total estimado es de 360 millones de dólares; el 15% restante será aportado por el consorcio promotor de la iniciativa privada, Aguas de Montevideo —integrado por las empresas Saceem, Berkes, Ciemsa y Fast.

La emisión fue calificada con BBBfc (uy) por FixScr y BBBf.uy por Moody’s, mientras el fondo fue inscripto en el Banco Central del Uruguay (BCU), cotizará en la Bolsa Electrónica de Valores del Uruguay (Bevsa) y en la BVM y tendrá a la Corporación Nacional Financiera Administradora de Fondos de Inversión SA (Conafin Afisa) como agente fiduciario y agente de pago.

Dejá tu comentario

Te puede interesar