25 de enero 2024 - 11:33

El proyecto Arazatí ya tiene fecha de inicio estimada

La construcción de la nueva planta potabilizadora para abastecer a la zona metropolitana comenzaría antes de mediados de año.

El proyecto Arazatí plantea la construcción de una nueva planta potabilizadora en Uruguay.

El proyecto Arazatí plantea la construcción de una nueva planta potabilizadora en Uruguay.

Foto: Ministerio de Ambiente

Las obras del proyecto Arazatí, que supone la construcción de una nueva planta potabilizadora de agua en Uruguay, está prevista para comenzar durante el primer semestre del año, según las estimaciones del consorcio Aguas de Montevideo; más de un año después de que la iniciativa fuera planteada como una necesidad por el gobierno.

A pocos días de que el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) declarara oficialmente la finalización de la peor sequía del último siglo —que causó estragos también a nivel de la disponibilidad de agua para el consumo humano—, las obras para la construcción de la planta potabilizadora en el balneario Arazatí, departamento de San José, están próximas a dar inicio.

“Estamos en el momento crucial, desarrollando los diseños técnicos para dar pronto inicio a la etapa de obras una vez se completen las instancias de aprobación ambiental”, indicaron a Telemundo desde el proyecto.

Si bien todavía no hay una fecha concreta, desde la empresa estiman que los trabajos, que emplearán cerca de 500 personas, comenzarán antes de llegar a la mitad del año que apenas comienza.

La obra, que abastecerá de agua al área metropolitana —el sector del país más afectado por la crisis hídrica—, incluye una planta potabilizadora y una tubería de 72 kilómetros que atraviesa los humedales de Santa Lucía. El lugar de la construcción fue elegido por ser el más cercano a la conexión final con OSE con menores niveles de salinidad en el agua.

“El proyecto justamente busca resolver una grave vulnerabilidad que tiene el sistema de Montevideo: falta de agua de en la proyección actual y a 45 años, en cantidad y calidad, y vulnerabilidad por depender exclusivamente de una única fuente, del Río Santa Lucía, y de una única planta, de Aguas Corrientes. Este proyecto aporta una capacidad casi equivalente al tercio de la capacidad actual a partir de una fuente infinita de agua que es el Río de la Plata”, apuntaron desde Aguas de Montevideo.

En tanto el contrato prevé un máximo de 30 meses de obra, podría esperarse que el proyecto Arazatí esté culminado, a más tardar, a comienzos del 2027. A partir de ese momento será OSE la operaria y el consorcio el encargado del mantenimiento.

La iniciativa prevé un gasto de 800 millones de dólares, de los cuales 250 millones serán financiados por la empresa adjudicataria. Además, OSE tendrá que pagar un canon de más de 45 millones de dólares anuales por 17 años y 6 meses.

Aprobación del Tribunal de Cuentas

En noviembre del año pasado, el Tribunal de Cuentas aprobó el proyecto Arazatí sin observaciones, y validado por 4 votos en 7. Es que el Frente Amplio ratificó las críticas opositoras hacia la iniciativa y sus tres integrantes, Miguel Aumento, Enrique Cabrera y Flora de Santis, se expresaron en contra.

En tanto, la presidenta del TC, Susana Díaz, junto a Francisco Gallinal (Partido Nacional), Álvaro Ezcurra (Partido Colorado) y Darwin Machado (Partido Nacional) no realizaron observaciones y se estableció que el proyecto cumplió con los principios de contratación.

De hecho, meses atrás, el director de OSE por el FA, Edgardo Ortuño, sostuvo que la iniciativa supone “un sobrecosto” de cerca de 300 millones de dólares “por hacerse no con la gestión pública de OSE, sino con un financiamiento, operación de la toma de agua y mantenimiento, todo tercerizado”.

Ortuño afirmó que las empresas que participaron de la licitación “propusieron cinco caminos para implementar este proyecto, y el gobierno eligió el más caro”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar