17 de abril 2024 - 19:00

La compra de Minerva a Marfrig podría dilatarse hasta fin de año, anticipan desde Brasil

La adquisición es relevante para el mercado de faena uruguaya y genera fuertes críticas desde el sector agropecuario.

La operación Minerva-Marfrig, que amenaza con modificar la estructura del mercado uruguayo de faena, podría dilatarse hasta fin de año.

La operación Minerva-Marfrig, que amenaza con modificar la estructura del mercado uruguayo de faena, podría dilatarse hasta fin de año.

La adquisición de plantas de Marfrig por parte de Minerva podría dilatarse hasta fin de año, ya que se prevé que el período de análisis se estire hasta diciembre, según anticiparon desde Brasil, al calificar a la operación como “compleja”.

La fusión, que en Uruguay analiza la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), es de vital importancia para el mercado de faena, ya que la empresa brasileña podría concentrar casi la mitad del total.

Desde la Superintendencia General del Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (Cade) creen que la adquisición es “compleja” y el plazo de análisis es de hasta 240 días, por lo que la posibilidad de evaluación es válida hasta fin de año.

A eso se suma la reciente proyección publicada en el informe semanal de mercado de proteína animal de Itaú BBVA de Brasil, publicada por Blasina y Asociados, que pronostica que la operación será aprobada en diciembre.

El sector agropecuario cuestiona la concentración

La operación Minerva-Marfrig es mirada con recelo por el sector agropecuario en Uruguay, ya que pondría en manos brasileñas más de 50% de la faena del país.

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, se refirió recientemente a la compra y llamó a “velar por la libre comercialización y los equilibrios” al considerar que la operación implica “un desequilibrio enorme que va a condicionar la ganadería”.

Con respecto al análisis por parte de Defensa de la Competencia, Ferber apuntó en la última Expo Melilla que INAC analizó y presentó informes “técnica e independientemente para que se tome la mejor decisión”, pero advirtió que “son procesos largos, porque se afectan intereses muy importantes”.

A título personal, Ferber sentenció: “No me entra en la cabeza que el 50% de la faena pueda estar en mano de nadie. Ya el 25% es un límite peligroso”.

Durante el mismo evento, su antecesor Alfredo Fratti se mostró en contra de la compra, pero también de la falta de celeridad del organismo que depende del MEF. “Si estás un año para decidir si se hace o no un negocio, no hablemos de certezas”, apuntó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar