La faena cayó un 35,7% en enero por la sequía

Mundo

Si bien la actividad tuvo un repunte durante la última semana, la baja disponibilidad de ganado terminado debido al déficit hídrico preocupa a los productores.

La faena vacuna cayó un 35,7% durante enero respecto del 2022, incluso a pesar de que la última semana cerró con un repunte de casi el 17%, debido a los efectos que tiene la sequía en todo Uruguay.

Durante las tres primeras semanas de enero, se faenaron 90.970 cabezas en el país, según los datos de Blasina y Asociados. Estos números representan una caída del 35,7% frente al 2022, y del 25% respecto del 2021.

Si bien la actividad de los frigoríficos muestra señales de recuperación con dos plantas que volvieron a faenar y 5.435 cabezas añadidas para cerrar la semana con un total de 37.998 animales; el contexto está marcado por la poca disponibilidad de ganado terminado, que permanece un 21% por debajo de la misma semana de 2022, y un 17,5% por debajo de la del 2021.

Hasta ahora la proporción de novillos es superior a la de los últimos dos años para enero, con el 49% del total de animales en comparación al 43% de 2022 y 46% de 2021.

Preocupación por la disponibilidad de ganado

En el escenario fuertemente marcado por el déficit hídrico, la situación forrajera es complicada y preocupa la disponibilidad de oferta futura. La lógica es evidente: a falta de pasturas y alimento para los ganados, el número de cabezas se reduce y no habrá lluvia que invierta esa situación. Según los productores, la capacidad de los corrales está apenas al 10%

Esta situación hace que la demanda tampoco se dinamice —con el mercado chino pausado por las celebraciones de Año Nuevo—, en tanto la industria no toma una posición a futuro. Por ahora, el precio de exportación de la carne vacuna cerró en 4.034 dólares por tonelada la semana pasada, y marcó un promedio de 3.815 dólares en los últimos 30 días. Valores que se encuentras un 22% por debajo de los precios de hace un año atrás.

¿Qué sucede con la faena ovina?

La faena de lanares tuvo un repunte más marcado que la de bovinos, con un aumento del 64% en la última semana respecto de la anterior. De esta forma, superó a la misma semana de 2022 en más de seis mil cabezas, con un total de 33.020 contra 26.908.

En cuanto al acumulado de enero, en las primeras tres semanas del año la faena alcanzó las 61.493 cabezas, casi un 5% menos que en el mismo período del 2022.

Asimismo, la proporción de corderos es la menor de los últimos tres años: 46% frente a 48% (2022) y 57% (2021).

Dejá tu comentario