30 de agosto 2023 - 10:59

La Justicia reiteró la inconstitucionalidad de la tasa de inflamables

La Suprema Corte de Justicia falló a favor de Disa, al igual que lo hizo hace dos meses por Ducsa, contra la Intendencia de Montevideo.

El fallo de inconstitucionalidad de Ducsa sirvió como referencia contra el impuesto de la intendencia de la capital uruguaya.

El fallo de inconstitucionalidad de Ducsa sirvió como referencia contra el impuesto de la intendencia de la capital uruguaya.

Foto: Presidencia

La Intendencia de Montevideo volvió a perder frente a las empresas petroleras que presentaron un recurso de inconstitucionalidad en contra de la Tasa de Inflamables, esta vez le tocó a la Distribuidora Industrial de Surtidores Americanos Montevideo (DISA Uruguay), la segunda luego del fallo a favor de la Distribuidora Uruguaya de Combustibles (Ducsa) en junio.

La Suprema Corte de Justicia sentenció la semana pasada un fallo a favor de Disa en relación al recurso presentado por la empresa que refería a la inconstitucionalidad de la Tasa de Inflamables de la Intendencia de Montevideo que rige desde hace más de sesenta años. El fallo otorgado a Ducsa en el mes de junio sirvió como antecedente para la decisión de la Suprema Corte.

El primer caso

Ducsa ganó, a mediados de junio, la oportunidad de realizar un juicio histórico contra la Intendencia de Montevideo por 50 millones de dólares. La empresa propiedad de la Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap) sostenía que la IM carece de potestad constitucional para crear un tributo. A su vez, Ducsa señalaba que, en cada situación de distribución, Ancap como agente de retención retiene el monto correspondiente a la tasa municipal impugnada, abonándolo al gobierno departamental de Montevideo.

En ese sentido, la empresa consideraba que la tasa de inflamables no disponía de un servicio efectivo divisible y medible por parte de la IM hacia los contribuyentes de dicho tributo. Además, no establece el destino del dinero recaudado y no se dirige a cubrir las necesidades del supuesto servicio de contralor de seguridad de vehículos que transportan productos inflamables.

En la demanda, Ducsa también insistió en que la tasa genera una importante distinción y que grava a los dueños o remitentes de productos inflamables con el 1% del precio de venta, pero “no grava” a otros sujetos que transportan y venden otros productos similares.

¿La revancha?

Luego del primer fallo de la Suprema Corte, la Intendencia de Montevideo presentó un proyecto para reemplazar la Tasa de Contralor de la Seguridad y Circulación de Vehículos que Transportan Productos Inflamables por un tributo del 0,5% del valor de los bienes transportados, calculado en función de la cantidad de litros por el precio de venta de lo que se transporte.

Sin embargo, la intendencia liderada por Carolina Cosse decidió marcha atrás con el proyecto ya que generó grandes revuelos dentro del arco político llegando incluso al presidente, Luis Lacalle Pou, quien aseguró que impugnaría el proyecto en caso de que avance en la cámaras. Por esto, la intendenta anunció que daría marcha a atrás el proyecto a principios de este mes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar