2 de diciembre 2023 - 12:25

La población uruguaya envejece más rápido, ¿qué pasa con la reforma de la seguridad social?

Las proyecciones utilizadas para la reforma jubilatoria en Uruguay quedaron atrasadas respecto del Censo 2023, lo que compromete la sostenibilidad del sistema.

Los datos del Censo 2023 demostraron que las proyecciones poblacionales de la reforma de la seguridad social en Uruguay quedaron atrasadas.

Los datos del Censo 2023 demostraron que las proyecciones poblacionales de la reforma de la seguridad social en Uruguay quedaron atrasadas.

Los resultados preliminares del Censo 2023 en Uruguay demostraron que la población está prácticamente estancada, y comenzando un proceso de decrecimiento que se estimaba recién para el 2043. Este escenario ya es diferente al que se tuvo en cuenta al momento de realizar la reforma de la seguridad social que se aprobó entre abril y mayo en el Parlamento, por lo que abre nuevas dudas sobre el futuro de la sostenibilidad del sistema previsional uruguayo.

“Me pregunto si los nuevos datos no obligan a revisar las proyecciones que se hicieron para la reforma jubilatoria”, expresó el economista José Licandro en redes sociales, arrobando al principal redactor del texto legal, Rodolfo Saldain.

Los datos a los que se refirió son los preliminares del Censo 2023 difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que dieron a conocer que la población uruguaya es de 3.444.263 personas, apenas un 1% más que en el 2011 —y esto gracias a la inmigración. Si se sigue analizando la información, entre la última encuesta censal y ésta, el ritmo de crecimiento poblacional fue del 0,08% anual.

Esto, además, significó que hay 122.287 personas (3,4%) menos que las proyecciones que se manejaban en el gobierno respecto de la cantidad de ciudadanos que tiene el país. Cifras que fueron utilizadas para la confección del esquema previsional nuevo incorporado en la Ley 20.130 de reforma del sistema de seguridad social. Lo que quiere decir que las proyecciones ya están, al menos en un 3,4% desviadas; con la posibilidad de que la brecha sea todavía más grande con el pasar de los años, considerando el ritmo más acelerado de envejecimiento poblacional.

La preocupación respecto a qué puede pasar con al reforma ante este claro cambio de escenario —todavía más dramático si se considera que desde el 2021, el número de nacimientos es menor al número de defunciones, según los datos del INE, por lo que la tendencia poblacional decreciente es inevitable y más cercana de lo esperado— se expresó a través de varias consultas en redes sociales a Saldain.

Asimismo, varios empresarios empresarios consultados por Ámbito dieron cuenta de que con esta nueva información respecto a la población de Uruguay, la reforma aprobada este año y cuyos cambios más importantes comenzaron a regir el 1° de diciembre, deberá ser actualizada para cumplir su objetivo: garantizar la sostenibilidad del sistema previsional.

La respuesta de Saldain

Así como muchas de las consultas fueron a través de X —antes Twitter—, Rodolfo Saldain también utilizó este medio para dar una primera respuesta que, seguramente, sea profundizada con el pasar de los días y un mayor análisis.

“La foto del Censo refuerza los fundamentos de la reforma previsional. Puede que los efectos sean más fuertes y se sientan antes de lo previsto. Los escenarios de futuras proyecciones deberán partir de esa nueva línea de base”, sostuvo el redactor de la reforma en respuesta a Licandro.

Embed

De su respuesta se puede inferir que el gobierno deberá volver a trabajar en la actualización de las proyecciones, con la posibilidad sobre la mesa de realizar ajustes al esquema de aportación a las cajas jubilatorias y a las AFAP. Más aún considerando que el pilar de ahorro individual ha quedado más chico, pasando del 7,5% al 5% del salario.

Proyecciones atrasadas

Según las proyecciones contempladas para la elaboración de la Ley 20.130, la población uruguaya llegaría a los 3,54 millones en el 2040, continuando hasta ese entonces con un lento crecimiento. Sin embargo, los datos del Censo demostraron que el crecimiento poblacional ya es prácticamente nulo, por lo que son altas las probabilidades de que la curva demográfica comience una etapa de disminución.

Lo mismo sucede si se observa la relación de población activa con población dependiente. Si bien aquí incide la reducción de población menor de edad —de 0 a 14 años— ante una menor proporción de nacimientos, el envejecimiento poblacional afecta directamente la relación entre uruguayos activos laboralmente —que financian el sistema previsional— con los pasivos.

Como afirma el INE, “la estructura por edades de la población residente en el Uruguay confirma el proceso de envejecimiento demográfico que viene experimentando el país”. En este sentido, por primera vez en la historia las personas con 35 o más años superan el 50% del total.

Dejá tu comentario

Te puede interesar