26 de agosto 2023 - 13:11

Mattos aclaró que la delicada situación del campo no cambió pese al fin de la emergencia hídrica

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca adelantó que en los próximos días se evaluará si se extiende y cómo la emergencia agropecuaria.

Uruguay se enfrenta a la peor sequía del último siglo.

Uruguay se enfrenta a la peor sequía del último siglo.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca (MGAP), Fernando Mattos, aclaró que la situación del campo sigue siendo delicada pese a la mejora de reservas de agua en algunos sectores del Uruguay.

"La emergencia hídrica se refiere solamente a las medidas para el agua bebible y el consumo de zona metropolitana. No cambia en nada para el aspecto agropecuario, estamos en emergencia agropecuaria y rige hasta el 23 de setiembre", recalcó durante su participación en las celebraciones en Florida por el 198 aniversario de la Declaración de la Independencia.

El MGAP comenzará a mantener reuniones con diferentes actores vinculados a la actualidad agropecuaria parea definir qué pasos se darán una vez que venza la actual emergencia agropecuaria.

"Estamos en una situación mejor que hace unos meses atrás, pero todavía existen regiones del país donde hay un tema estructural de falta de agua”, explicó Mattos. “Vamos a ver cuáles son los pronósticos y las proyecciones, y cómo es la realidad de los informes que vengan del campo", agregó.

De acuerdo a la información que maneja el ministro del MGAP, en algunos puntos del Uruguay los acuíferos no se repusieron pese a las últimas lluvias y los pozos "dan poco caudal". Semanas atrás los productores arroceros dieron cuenta de esa situación.

Respecto a la prórroga de la emergencia agropecuaria, Mattos definió que se evaluará si hace o no y, en caso de extenderla, si será a todo el territorio nacional, como está dispuesta actualmente, o solo a determinadas regiones del país.

El impacto económico de la peor sequía en el último siglo en Uruguay podría llegar a los 2.000 millones de dólares, según las estimaciones del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que lleva invertidos al menos 37 millones de dólares en políticas de apoyo a productores.

Las autoridades consideran a la sequía como un “evento continuo” que comenzó en el 2020 pero cuyos peores efectos se registraron este año, agravados aún más por la crisis del agua que golpeó a la zona metropolitana. En ese sentido, según el informe de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), en consonancia con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las pérdidas directas en la fase agropecuaria ascienden a los 1.809 millones de dólares, “siendo en términos históricos las mayores pérdidas registradas de las últimas tres décadas”, tal y como consignó la cartera dirigida por Azucena Arbeleche en la Rendición de Cuentas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar