14 de junio 2024 - 13:55

"No veo a ninguna candidata ni partido levantar la bandera de la agenda de género", cuestionó la directora de InMujeres

Para Mónica Bottero, las propuestas vinculadas a una agenda de género están ausentes por ser un tema "parte aguas" en la política.

La directora del InMujeres, Mónica Bottero, señaló la agenda de género como un tema pendiente en las campañas electorales uruguayas.

La directora del InMujeres, Mónica Bottero, señaló la agenda de género como un tema pendiente en las campañas electorales uruguayas.

Las elecciones internas están a la vuelta de la esquina y, con este escenario de fondo, aparecen propuestas y eventuales programas de gobierno con algunos temas monopolizando el debate, aunque la agenda de género sigue siendo un pendiente en la campaña política de Uruguay.

La posibilidad de que Uruguay tenga a su primera presidenta, la búsqueda de modificaciones en la ley de violencia de género, la ley de paridad política trunca en el Senado hicieron emerger en la campaña algunas cuestiones vinculadas al feminismo y a una agenda de género, aunque sin lograr colocarlas como prioritarias. Centrados en cuestiones macroeconómicas y de seguridad, las políticas públicas orientadas a una sociedad más igualitaria entre mujeres y varones pasaron a, por lo menos, un segundo plano.

En entrevista con Ámbito, la periodista feminista, integrante del Partido Independiente (PI) y directora del Instituto Nacional de las Mujeres (InMujeres), Mónica Bottero, conversó sobre el presente de la agenda de género en el debate electoral, así como sobre las recientes modificaciones que propone el Poder Ejecutivo a la ley de violencia de género.

¿Cómo observa la presencia o el avance de la agenda de género en el contexto de la campaña electoral?

- Realmente, la agenda como tal no la veo muy presente ni en los partidos que integran la coalición de gobierno ni en la oposición, no se han debatido propuestas concretas en los programas de gobierno.

¿A qué se debe esta ausencia?

- Mi interpretación es que este es un tema demasiado delicado y controvertido aún dentro de los partidos, aún dentro de la izquierda, que se está tratando de, quizá, posponer para después de las elecciones internas porque, de alguna forma, los candidatos principales están buscando grandes consensos y este es un tema que parte aguas en todos los partidos. Hay sectores de mujeres que traccionan hacia un lado y sectores que podría identificar con posiciones más conservadoras, hasta incluso reaccionarias, que procuran desacreditar la agenda de género, por ejemplo, llamándola “ideología de género” o hablando de supuestos privilegios legales para las mujeres.

¿Después de las internas esto podría revertirse o las experiencias previas indican lo contrario?

- No veo a ninguna candidata ni mucho menos un partido que levante la bandera de la agenda de género. No es un tema central que suela levantarse en la campaña, en este caso creo que también va a depender de los respaldos que tengan las dos principales candidatas mujeres, Laura Raffo del Partido Nacional y Carolina Cosse del Frente Amplio. Si ellas dos conquistan posiciones, ganan la interna de sus partidos o alcanzan una buena puntuación, probablemente eso ayude a poner un poquito más sobre la mesa la agenda de género.

Pero en Uruguay todavía hay debilidad en cuanto a dirigentes políticas mujeres, primero, y que además reivindiquen la agenda de género, con la gran excepción de la actual vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, que es feminista. Hace que esto nunca haya sido central en las campañas electorales y no creo que tampoco lo vaya a ser en ésta, a pesar de que tanto Cosse como Raffo se dicen feministas.

En las últimas semanas hubo dos situaciones particulares: el rechazo en el Senado de la ley de paridad y la presentación de las modificaciones a la ley de violencia de género. ¿Qué lectura hace de ambas cuestiones?

- Son dos cosas diferentes. El rechazo del Senado a la ley de paridad no es un retroceso, sino que no se llegó nunca ahí. En Uruguay tradicionalmente están mal vista las acciones afirmativas, se las ve siempre como una imposición y como un recorte de las libertades Entonces es muy difícil, pero también hay que decir que los movimientos feministas no han levantado tradicionalmente la bandera de la paridad, sino que ha sido una reivindicación de algunas mujeres políticas comprometidas con la agenda de género. Es un terreno a conquistar, y es verdad que no hubo acompañamiento por parte de algunos sectores del gobierno, pero es un proceso y vamos a ir hacia ahí, sin duda.

¿Y respecto de la ley de violencia de género?

- Quizás la ley de violencia fue un poquito ambiciosa y en algunos aspectos de procedimiento se fue demasiado más adelante de lo que estábamos preparados. Los juzgados multimateria no lograron implementarse, entonces se dieron una serie de situaciones que hace que determinados sectores vean que no se les da las garantías del debido proceso a los varones. Esto es muy controversial y, por supuesto, los grupos de más activismo en el tema de violencia lo ven como un retroceso. Yo realmente lo veo con preocupación.

Mujeres 8M marcha

¿Cuáles son los puntos que le preocupan?

- Se agrega a la ley un énfasis en la en la criminalización del falso testimonio, de la falsa denuncia, que ya está en el ordenamiento jurídico uruguayo, pero se pone acá con la intención específica de desalentar a quienes puedan pensar en hacer denuncias falsas. Se alega que muchas mujeres, por estar enojadas o por querer hacerle un daño al varón, están denunciando de manera falsa. La realidad es que no hay datos oficiales ni no oficiales sobre qué casuística tiene esto. Sí están los datos de las mujeres que son víctimas de violencia. En el Instituto de las Mujeres atendemos a más de 3.500 al año, algunas con riesgo de vida inminente.

También me da miedo que ese énfasis específico en la falsa denuncia, haga que muchas mujeres se inhiban de denunciar ante el temor de que después las puedan acusar de falso testimonio. Los movimientos de mujeres hemos pasado décadas convenciendo a las mujeres víctimas de violencia de que vayan a denunciar porque va a haber un Estado que les va a creer y que les va a dar una respuesta; y esto parece un poco contradictorio sobre ese mensaje.

¿Por qué cree que se envía el proyecto en este momento particular?

- Durante todo este periodo hubo reclamos de sectores cercanos al partido de gobierno y dentro de la coalición de gobierno, preocupados por los “excesos” de la ley de violencia. Supongo que con esta propuesta el presidente quiso dar una respuesta a esos planteos.

¿La denuncia falsa contra Yamandú Orsi y sus repercusiones en la opinión pública pueden haber influido para presentarlo ahora?

Sí, sin duda. Hay situaciones que son disparadores y crean climas de aceptación de determinadas propuestas.

¿Cuáles son los pendientes que tiene Uruguay en cuestiones de género y que se deben resolver en los próximos años?

- Por un lado, seguir mejorando el sistema de respuesta en violencia de género: dotar a la Justicia de mayores herramientas, instalar los juzgados multimateria, financiar mejor el modelo de atención en violencia que ofrecemos desde InMujeres. Porque si bien lo hemos ido mejorando, han surgido nuevos desafíos en estos últimos años vinculados a otros tipos de violencia de género. Debería ser modernizado, se precisan más recursos para optimizar también la respuesta en la atención psicosocial y legal a varones. Además, el Instituto Nacional de las Mujeres debería elevar su rango institucional. Hoy somos una dirección que es parte de un ministerio, y al presidir el Consejo Nacional de Género debería tener una autonomía mayor. Podría ser un ente autónomo, un organismo descentralizado, por lo menos.

Y es importante trabajar en los liderazgos femeninos, porque para que la agenda de género sea una agenda prioritaria tiene que haber mujeres traccionándola, sino va a ser muy difícil que se consideren de primera categoría temáticas como los cuidados, la violencia de género y la perspectiva de género en todos los aspectos de la generación de políticas públicas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar