31 de octubre 2023 - 09:23

Se enciende la interna del PIT-CNT por el financiamiento de la campaña por el plebiscito

Los grandes gremios de la central pretenden que el sistema de aportes sea equitativo, pero los pequeños quieren que sea por cantidad de afiliados.

Los gremios del PIT-CNT tienen diferencias por el financiamiento de la campaña de junta de firmas contra la reforma de la seguridad social en Uruguay.

Los gremios del PIT-CNT tienen diferencias por el financiamiento de la campaña de junta de firmas contra la reforma de la seguridad social en Uruguay.

El plebiscito impulsado por el PIT-CNT contra la reforma de la seguridad en Uruguay no ha sido un proceso exento de conflictos internos, incluso desde el momento de la votación misma de la iniciativa, que no fue por unanimidad. Desde ese momento, las diferencias entre los diferentes gremios que integran la central sindical han ido surgiendo y, más o menos, resolviéndose. Ahora, las diferencias se concentran en el modo de financiamiento de la campaña de recolección de firmas que llevan a cabo, sin respaldo del Frente Amplio y con la reticencia de los grandes sindicatos a ser lo que se pongan los costos “al hombro”.

Apenas dos años pasaron desde la última vez que el PIT-CNT encaró la organización de un referéndum, cuando la campaña estuvo centrada en el rechazo contra 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC). En aquel entonces, el respaldo financiero del Frente Amplio fue clave para la central; y la ausencia de éste es la principal diferencia que debe enfrentar en esta ocasión, donde los desencuentros entre los distintos gremios se hicieron notar tanto en el consenso de la estrategia a seguir contra la reforma previsional como, luego, para acordar en una papeleta las propuestas impulsadas.

El financiamiento de la primera etapa de recolección de firmas es el nuevo punto de desencuentro en una negociación que ya tiene alineados a los grandes sindicatos que integran la central para proponer un sistema de aportes no tradicional el próximo 9 de noviembre, cuando se reúna la Mesa Representativa.

Así lo pretenden el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) y la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), que son los gremios más aportantes del PIT-CNT —63.000 y 27.000 cotizantes, respectivamente. A ellos se alinean también la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), con 18.000 cotizantes; y la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), con 12.000 cotizantes.

También tienen respaldo en la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) y la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM).

¿Cuál es la propuesta de los grandes gremios?

La idea que impulsan los sindicatos más aportantes del PIT-CNT consiste en que el aporte a la campaña de recolección de firmas sea parejo para todos; es decir, que no esté atado a un porcentaje por afiliado, según informó El Observador. El argumento es que las cuentas de los gremios ya están mermadas y que, con el sistema tradicional, el grueso de la campaña termina recayendo en los hombros de los grandes gremios.

En este sentido, en reuniones de la central se ha manejado la posibilidad de pedir 2.000 dólares a todos los gremios, lo que totalizaría en un monto inicial de 88.000 si se cuentan las 44 filiales que comúnmente militan en estas causas. La primera etapa de la campaña se completaría con un aporte total de 5.000 dólares por gremio, para así llegar hasta los 220.000 dólares.

Con este esquema se garantizaría que no falte el dinero, a la vez que cada gremio podría encarar su propia campaña —como es habitual— de forma paralela a la unificada por el PIT-CNT.

Sin embargo, la decisión no será sencilla, ya que hay sindicatos como la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS) que se oponen al pago en igualdad de condiciones, ya que entienden que hay sindicatos que tienen mayor capacidad de aporte que otros.

Dejá tu comentario

Te puede interesar