31 de julio 2023 - 07:48

Se espera un nuevo recorte en las tasas de interés, en línea con lo que ocurre en la región

La expectativa es que la rebaja vuelva a ser de 50 puntos básicos, similar a lo que ocurriría en Brasil. En Chile ya retrocedió.

El BCU podría definir un nuevo recorte en las tasas de interés, en línea con la región.

El BCU podría definir un nuevo recorte en las tasas de interés, en línea con la región.

Foto: BCU

El Banco Central del Uruguay (BCU) podría decidir en las próximas semanas una nueva rebaja en las tasas de interés, en un contexto donde las expectativas son altas por el panorama a nivel regional y por las bajas expectativas de inflación por parte del mercado, que ayudarían a apuntalar el recorte.

El Comité de Política Monetaria (Copom) se reunirá el próximo martes 15 de agosto y se espera que pueda volver a bajar la Tasa de Política Monetaria (TPM) en hasta 50 puntos básicos, tal como lo hizo durante el mes pasado, cuando pasó de 11,25% a 10,75%. Si se concreta esta reducción, la TPM quedaría en 10,25%, en el marco de la fase contractiva de la política monetaria uruguaya.

De confirmarse la rebaja, el BCU operaría en línea con el relajamiento monetario de otros países de la región. Por ejemplo, en Chile se produjo un recorte de 100 puntos básicos de las tasas, que pasaron de 11,25% a 10,25%. Algo similar ocurriría en Brasil este miércoles 2 de agosto, donde la expectativa es una baja de 50 puntos básicos, para que las tasas queden así en 13,25%.

Estos movimientos en la región se dan a contramano de lo ocurrido en Estados Unidos, donde la Reserva Federal (Fed) definió recientemente un nuevo aumento de 25 puntos básicos en las tasas de interés de referencia y las llevó a un rango de entre 5,25% y 5,50%, un máximo de 22 años.

La expectativa va en línea con lo sugerido en el último Informe de Política Monetaria (IPoM) del BCU, donde la guía del Banco Central prevé rebajas mayores a las implícitas en los precios de mercados y en la mediana de las expectativas de los analistas. Incluso, se animó a aventurar que confluirá hacia cerca de 8% a principios de 2024.

El retroceso, en línea con la baja de las expectativas de inflación

El último recorte en la TPM y la expectativa por una decisión similar en dos semanas tiene su correlato en la caída de la inflación, que se ubicó por debajo del 6% e ingresó al rango meta definido por el gobierno luego de 25 meses.

A eso, se suma la expectativa de los analistas consultados mensualmente por el BCU, que consideraron que la inflación de este año estaría en el orden del 6,25%, una caída de 0,7% respecto a lo que proyectaban el mes pasado, mientras las previsiones son un poco mayores para 2024, en el orden del 6,6%.

Ambas visiones se contraponen con lo planteado en el IPoM, donde el banco central analizó que durante los próximos 24 meses la inflación se mantendrá por debajo del 6%, consolidándose de esa forma dentro del rango meta.

Dejá tu comentario

Te puede interesar