27 de octubre 2023 - 11:21

Se traba la nueva ley de financiamiento de partidos políticos

La postura nacionalista sigue siendo un tema sin definir, mientras que los aportes privados estancan el debate entre colorados y frenteamplistas.

La ley de financiamiento de partidos políticos no avanza en el Parlamento uruguayo.

La ley de financiamiento de partidos políticos no avanza en el Parlamento uruguayo.

Foto: @SenadoUy

La ley de financiamiento de partidos políticos sigue sin avanzar en Uruguay por desacuerdos en el Parlamento. Por un lado, hay diferencias respecto de los aportes de empresas a las campañas; mientras que, por el otro, el Partido Nacional todavía no define una postura respecto del tema, a pesar de haber ratificado su “compromiso” con la búsqueda del acuerdo político necesario.

La posible ley de financiamiento de partidos políticos se viene discutiendo en los pasillos parlamentarios desde inicios del gobierno de Luis Lacalle Pou pero, recientemente, el debate se retomó en una primera instancia en enero de este año, cuando el objetivo era tratar el proyecto durante las primeras sesiones tras el receso. Sin embargo —y a pesar de las presiones tanto desde el Frente Amplio como desde Cabildo Abierto por que se aprobara antes de iniciar “el año electoral”—, los avances han sido prácticamente nulos.

Al respecto, el martes, en la última sesión de la comisión especial que analiza el tema y que todavía trabaja en acordar una propuesta única a partir de los diferentes anteproyectos presentados, el diputado nacionalista Juan Martín Rodríguez —que preside la comisión— señaló que su espacio todavía estudia el documento que el Partido Colorado, el Frente Amplio y el Partido Independiente pretenden unificar para la ley. El mensaje fue que los partidos sigan avanzando mientras los blancos terminan de definir su propia postura.

Cabildo Abierto tampoco se ha expresado aún sobre la iniciativa que intenta avanzar en el Parlamento, a pesar de que el líder del partido, Guido Manini Ríos, fue uno de los que más insistió por apurar este proyecto para garantizar la independencia de los Poderes del Estado de los intereses particulares de quienes aportan a las campañas.

Las diferencias en torno a los aportantes

Por el momento, el trabajo conjunto en la comisión logró acordar 12 artículos, pero se estancó cuando el Frente Amplio se opuso a que las personas jurídicas puedan donar a las campañas electorales. Este es otro de los aspectos que impide el avance rápido que muchos espacios pretenden.

Al respecto, los colorados consideran que eso es parte “medular” de la propuesta que realizaron —y es una idea con la que el oficialismo en general está de acuerdo—, e insisten en que estas figuras, bajo ciertas condiciones, puedan ser aportantes. Un argumento a favor de esto es que no tendría sentido que una empresa no pueda aportar, mientras que en paralelo un empresario, a título personal, sí pueda hacerlo con el dinero de la compañía.

En tanto, desde la oposición señalan que se podría llegar a un acuerdo en caso de que se establezcan límites y condiciones claros para que una empresa pueda aportar.

Otra de las diferencias, aún sin resolver, es qué organismo debería controlar la distribución de publicidad gratuita que los partidos recibirán a través de los diferentes medios de comunicación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar