Ya no se importará cerveza Norteña desde Argentina: ¿qué pasó?

Mundo

Será distribuido el último stock de latas de cervezas en las próximas semanas, acordaron el sindicato Pilsen y Fábricas Nacionales de Cerveza.

Tras las sucesivas medidas adoptadas por los sindicatos y luego de un acuerdo, el sindicato de Pilsen emitió un comunicado donde expresa lo pactado con Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC): no habrá más importaciones de la marca Norteña, aunque se terminarán de distribuir los stocks restantes provenientes de la Argentina; por otra parte continuará en los próximos meses la importación de Pilsen, que sostienen es algo habitual en esta época del año.

En este sentido, en conjunto con la vuelta a la producción nacional, los trabajadores exigieron la adopción de medidas en pos de proteger a la industria nacional, donde remarcan debiera existir una política pública activa por parte del gobierno. Asimismo, se ha llegado a un acuerdo para no sustituir marcas como Patricia, Zillertal y la variante sin alcohol de Pilsen, que continuarán siendo envasadas en territorio nacional.

La cerveza Norteña es una de las más consumidas en el país, por lo que no sería una medida adecuada desechar aquellas que ya fueron importadas. Una vez concluida esta distribución se procederá a reactivar su producción en la planta de Minas.

Por otro lado, Pilsen argentina, tanto en lata como en vidrio, se está vendiendo en distintos comercios, aunque sin afectar el trabajo local. Noviembre y Diciembre son meses de alta demanda estacional, por lo que Minas no da abasto, y debe complementarse la oferta con importaciones provenientes del país vecino para no generar desabastecimiento.

https://twitter.com/PilsenSindicato/status/1595470291945377796

Se estima que a partir de enero del año entrante las partes vuelvan a conversar para evaluar la nueva situación, y repetir el pedido de políticas públicas que velen por la industria nacional. Desde FOEB sostienen que en caso de no llegar a un marco institucional apropiado podría verse afectada la totalidad de la industria, desapareciendo algunos sectores de la misma.

Desde FNC al momento de cesar la producción en origen sostuvieron que la diferencia de costos con Argentina era importante, y el sindicato constata los dichos. Sin embargo, la composición de esos costos contiene componentes que podrían modificarse en caso de que se incluya la participación de funcionarios públicos en la materia, por ejemplo los costos asociados al campo impositivo.

No se descarta, en caso de no modificarse el contexto macro, que más adelante se sustituya completamente la producción nacional por importaciones. En este sentido, desde FNC argumentan que para la posición del inversor es cada vez más difícil sostenerse en el país.

Dejá tu comentario