Bicicleta con granos: depósitos a tasa soja

Economía

Los ahorristas ahora podrán sumarse al boom de la soja, el trigo o el aceite, que este año tuvieron fuertes aumentos de precio. El directorio del Banco Central aprobó ayer la posibilidad de efectuar plazos fijos cuyo rendimiento varíe en relación con la evolución de los precios de las materias primas o de distintas monedas.

Este tipo de colocaciones debe efectuarse a un plazo no menor que los 180 días, con lo cual se busca alargar la duración de los depósitos. Se trata de uno de los objetivos que tiene la institución que preside Martín Redrado para el año próximo. Se supone que de esta manera los bancos también tendrán más capacidad de fondeo para dar créditos a largo plazo, con el objetivo de financiar la inversión. El atractivo que puede tener este tipo de productos es que el capital depositado está asegurado, por lo que el peligro pasa sólo por el denominado «costo de oportunidad». Por ejemplo, si se apostó al euro y se produce una caída de esta moneda, la tasa de interés que cobrará el inversor estará muy por debajo de la vigente en el mercado. Por lo tanto, habrá perdido la oportunidad de llevarse un rendimiento superior por el tiempo en que mantuvo el depósito.

Hasta ahora ningún banco salió a ofrecer esta alternativa, muy común en países desarrollados para tentar a los ahorristas. Se supone que los destinatarios no serían los pequeños clientes, al menos en una primera etapa, sino las AFJP y otros inversores institucionales.

Para evitar cualquier « interferencia» de las regulaciones locales, sobre todo en lo que respecta a los precios de las materias primas, el Central decidió tomar índices internacionales como referencia. Ocurre que muchas materias primas tienen importantes subas en el exterior que no se reflejan localmente a causa de las retenciones o cupos a las exportaciones.

Dejá tu comentario