Monotributo: cómo será nuevo régimen

Economía

Casi dos millones de personas deberán ponerse en contacto con la Administración Federal de Ingresos Públicos para modificar su situación impositiva. Se trata de los monotributistas, que desde el 1 de julio tendrán un nuevo régimen de pago y adhesión. Estas modificaciones fueron reglamentadas a fines del año pasado junto con el plan de pagos para los autónomos y monotributistas, y en ese momento se dispuso que recién comience a regir en el segundo semestre del año.

Las principales características del nuevo régimen son las siguientes:


• El monotributo tendrá dos categorías: servicios y el resto de las actividades. En el primer caso, ingresan los que facturen hasta $ 72.000 anuales. En el segundo, hasta $ 144.000 anuales. Sólo se admitirán personas físicas y sociedades irregulares o de hecho de hasta tres socios como máximo. Quedan afuera, por ejemplo, las sociedades anónimas y las SRL.

• Tanto en el caso de los autónomos como en el de los monotributistas, cuando haya 11 cuotas pagas, la número 12 será bonificada.

• Los trabajadores en relación de dependencia, que además realicen una actividad independiente como monotributistas, sólo tendrán que pagar la parte correspondiente al impuesto determinado. Esto quiere decir, por ejemplo, que si le corresponde la segunda categoría en servicios, tributará mensualmente $ 39 de impuestos y $ 35 de previsionales, y no pagará en la obra social. Se entiende que ya está haciendo sus giros en sus pagos como empleado en relación de dependencia.

• Se elimina la figura de Responsable No Inscriptoen el IVA, que agrupaba a los profesionales con título universitario que facturan hasta $ 36.000 anuales. Estas personas (según los cálculos de la AFIP serían unos 216.000 contribuyentes) deberán anotarse en alguna de las categorías del nuevo monotributo. . No podrán ingresar los importadores.

• Ya no será necesario tener empleados para adheriral régimen.

• Se crea la figura de contribuyente eventual, para los que facturen hasta $ 12.000 anuales. No se dividirá en $ 1.000 mensuales, sino que se tomarán los 12 meses de un ejercicio. Estos contribuyentes pagarán 5% del total facturado que irá directamente a la seguridad social y no tendrá componente impositivo. Para estos contribuyentes se creará, además, la figura del agente de retención que le retendrá 5% al contribuyente que le facture y lo girará a la DGI.

• En el caso de las obras sociales, el nuevo esquema implica el pago de $ 22 para el titular más $ 19 extra mensuales por cada integrante del grupo familiar.

• Para los aportes previsionales, los $ 35 obligatorios irán directamente, y sin elección del contribuyente, al sistema de reparto. La persona puede hacer un aporte voluntario extra de $ 33 para alguna AFJP, pero si opta por esta alternativa, luego será obligatorio mantener el pago.

Dejá tu comentario