Debut de medidas: subió 2,8% el liqui y el nuevo solidario superó los $131

Economía

Habrían intervenido con su bonos el BCRA o la ANSES, según operadores. Advierten por impacto mayor en las brechas. El Central, por su parte, sumó u$s26 millones a sus reservas.

Con el debut de las nuevas restricciones para acceder a la divisa oficial, el dólar blue se disparó $14 y se ubicó en $145, llevando la brecha con respecto al mayorista al 92,7%, ya que este último avanzó 6 centavos para colocarse en $75,25. De esta manera, el Banco Central ratificó su estrategia de seguir depreciando el tipo de cambio en dosis homeopáticas.

Esto último también se vio en el minorista, que subió 19 centavos y cerró en $79,55. El dólar solidario, no obstante, subió 27,23% para alcanzar los $131,26, aunque esto se debió a la microdepreciación del oficial más el agregado del impuesto del 35%.

El dato positivo de la jornada, desde la óptica del Banco Central, fue que la autoridad monetaria pudo terminar el día con sus reservas brutas fortalecidas: llegaron a u$s42.521 millones, es decir, u$s26 millones más que lo que había el día anterior. Según el operador de cambios de PR, Gustavo Quintana, el BCRA habría tenido compras netas por u$s15 millones.

El segmento donde se vieron movimientos más llamativos, por posibles intervenciones del Central, fue en el de los dólares financieros. Respecto de las cotizaciones, el MEP subió 4,5% para terminar en $127,61 y el contado con liquidación escaló 2,8% para llegar a los $131,90.

“No se puede saber a ciencia cierta si el Central o la ANSES vendieron bonos para bajar las cotizaciones del CCL y el MEP, pero a juzgar el volumen y el comportamiento de operaciones en ciertas plazas se deduce que lo hicieron”, indicó Maximiliano Suárez, de Grupo Bull Market. Y aclaró: “En general, cuando ellos intervienen no lo hacen tímidamente, sino con bloques de órdenes muy grandes y repetidas en un sentido”.

En tanto, un trader de otra sociedad de Bolsa avaló la teoría: “Por lo que se ve en las mesas, todo indica que estuvieron operando”.

En cuanto a las medidas anunciadas el martes, algunos de los analistas consultados por Ámbito advirtieron sobre los efectos que tendrán sobre las decisiones de comercio exterior y su posible impacto en la cuenta corriente argentina: “Un escenario de dudas y suposiciones de los actores del comercio internacional sobre un eventual ajuste cambiario lo primero que hace es que los exportadores difieran decisiones de venta”, explicó Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI. Y añadió: “Los anuncios exacerban esta situación, porque los exportadores van a ver cómo se amplía la brecha cambiaria. Por cada dólar que traen el Banco Central les va a seguir pagando el mayorista menos las retenciones. Y los importadores ven que siguen pagando productos a $75, por lo que toman decisiones de compra”. En línea con la mención de Elizondo, el director de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez sostuvo: “Este escenario confirma las expectativas que había en el mercado y da más motivos para absorber transables”.

Asimismo, Fernando Marengo, de Arriazu Macroanalistas, añadió: “Si las medidas generan más desconfianza, no van a desincentivar la compra de los u$s200, e incluso pueden generar más demanda en mercados alternativos y más brecha. Al mismo tiempo, el excedente de pesos que no se vuelque a la demanda de dólares iría a cuasi dólares, lo que aceleraría la demanda de importaciones y el deterioro de la cuenta mercancías, conjuntamente con la menor liquidación estacional de exportaciones”.

En tanto, Jorge Neyro, de la consultora ACM, afirmó respecto de los cambios de normativa: “Era claro que la dinámica de pérdida de reservas no se podía sostener. Dicho lo cual, las medidas tienen como primer efecto que el dólar solidario les pone un piso a los dólares financieros. Vamos a convivir con brechas más altas que las que había. Y hasta que no se solucionen los problemas de escasez de reservas es de esperar que hagan más ajustes”. Quien expresó dudas en cuanto a que el efecto sobre la brecha sea lineal fue Jorge Viñas, head portfolio manager de AdCap Asset Managment, quien señaló: “Es probable que estos cambios ayuden a postergar una devaluación discreta, pero el efecto sobre la brecha es más difícil de verificar. La lógica indica que a más restricciones mayor brecha, pero acá se endureció la compra de CCL y se flexibiliza la venta. Encima, el BCRA tiene poder de fuego para intervenir con bonos. Va a ser un mercado trabado, poco fluido y en el que no va a ser fácil tener referencias confiables de precio”. Por otra parte, en el marco de un webinar, el vicepresidente ejecutivo de Allaria Ledesma Francisco Politi, recomendó a los inversores no utilizar el cupo de u$s200. “Te privás de una cantidad de liberalidades que te ofrece el mercado por más de un mes. No tiene sentido”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario