Acusan a Hollywood de explotar el Holocausto para ganar Oscars

Edición Impresa

Los Angeles - Más de una vez los premios Oscar recayeron sobre películas que narraban los horrores del Holocausto («La lista de Schindler» y «El pianista» entre ellas), aunque varias voces se han alzado ya contra el oportunismo de estrenar una seguidilla de films que recrean esa tragedia para --sugieren-- llamar la atención de los jurados de la Academia.
Un número sin precedentes de películas consagradas a distintos ángulos de la barbarie nazi se estrenaron en las pantallas norteamericanas desde fines del año pasado, el período más propicio para lanzar al mercado los títulos que buscan competir por el Oscar.
Entre ellas se destacaron «The Reader» («El lector»), «The Boy in the Striped Pijamas» («El niño con el pijama de rayas»), «Valkyrie» («Operación Valquiria»), «Good», «Adam Resurrected» y «Defiance». «El lector», basada en el best-seller del alemán Bernhard Schlink (novela parcialmente autobiográfica sobre un adolescente que tiene un romance con una mujer mayor que desaparece súbitamente y luego reencuentra siendo estudiante de abogacía en un juicio a los criminales de guerra) obtuvo cinco nominaciones, entre ellas Mejor Película, Mejor Director para Stephen Daldry y Mejor Actriz para Kate Winslet, en el papel de esa mujer.
El investigador neoyorquino Ron Rosenbaum, autor del libro «La infancia de Hitler», calificó «El lector» como «la peor película jamás hecha sobre el Holocausto». «Se trata de un film cuya metáfora principal consiste en disculpar a los alemanes que vivieron la época nazi de su complicidad por haber estado al tanto de la solución final», afirmó Rosenbaum en el sitio Slate.com. «El hecho de que haya sido nominada al Oscar como Mejor Película demuestra que Hollywood parece pensar que, si es una película sobre el Holocausto, tiene que ser honrada, eso es todo», agregó.
Andrew Wallenstein, jefe de redacción del diario especializado «The Hollywood Reporter», llegó a acusar a los estudios de «explotar una tragedia para ganar el tipo de peso que confiere el Holocausto».
En 1994, «La lista de Schindler» de Steven Spielberg se alzó con siete Oscar. Nueve años después, «El pianista» de Roman Polanski recibió tres, mientras que en 2008 el Oscar al Mejor Film Extranjero fue para «Los falsificadores», una producción austriaca ambientada en un campo nazi.
Annette Insdorf, autora del libro «El cine y la Shoa», reconoce que muchas películas sobre el Holocausto han sido premiadas por el Oscar, pero que no significa más que «la fascinación de Hollywood por historias de conflicto, de lucha y redención». Insdorf expresó su desacuerdo con las críticas contra «El lector» al afirmar que no se trata de una película sobre el Holocausto en el sentido estricto.
«Habla del aprendizaje de un joven: una mujer con un secreto que remonta a la Segunda Guerra Mundial es vista a través de los ojos de un joven enamorado». «Estos personajes se reencuentran después de la guerra», dijo la ensayista.
Para Scott Feinberg, de «Los Angeles Times», las películas sobre el Holocausto pueden seducir la Academia de los Oscar porque son films «con un mensaje importante». Pero «Hollywood es blanco de una gran polémica con películas como 'El lector' este año. Muchas personas están furiosas porque dicen que es un intento para intentar ganar un Oscar», dijo Feinberg.
La selección de este film entre los cinco finalistas al Oscar de Mejor Película sorprendió sobre todo porque está vista como la obra que le quitó su lugar a «Batman-El caballero de la noche», dijo Feinberg.
«Se trata de un prejuicio, ya que los mismos jurados que se cortarían una mano antes de nominar una película sobre Batman para los Oscar votan en cambio sin ningún reparo cualquier película sobre el Holocausto sólo por una cuestión de género cinematográfico. Eso fue lo que le dio el impulso decisivo a 'El lector'», estimó.

Dejá tu comentario