22 de marzo 2016 - 00:00

Colección fotográfica precede a arteBa 2016

Patrick Charpenel presenta al auditorio Photobooth Citi, una sección dedicada a la fotografía de artistas históricos y contemporáneos.
Patrick Charpenel presenta al auditorio Photobooth Citi, una sección dedicada a la fotografía de artistas históricos y contemporáneos.
Faltan menos de dos meses para que la Feria arteBA inaugure su edición 25 en La Rural con un intenso y extenso programa conmemorativo. Para comenzar, la Argentina no se cayó del mapa. Los encuentros previos comenzaron la semana pasada, cuando se presentó Photobooth Citi, una sección dedicada a la fotografía de artistas históricos y contemporáneos curada por el mexicano Patrick Charpenel, quien tuvo a su cargo la colección Jumex, especializada en las modalidades más audaces de la imagen.

"Mi interés es exhibir testimonios de la fotografía experimental", señaló el curador mexicano. Así, a tono con los tiempos que corren y teniendo en cuenta el valor que día a día adquieren los documentos del arte, investigó y rescató la colección de Raul Naon dedicada a reunir archivos. Allí encontró las imágenes realizas en el Centro de Arte y Comunicación porteño, (CAyC), institución fundada en el año 1969 por Jorge Glusberg. En los inicios de la década del 70 Glusberg escribió un texto distante en el tiempo, pero estrechamente relacionado con el espíritu de la exhibición que montará Charpenel, donde dice: "En la actualidad los seres humanos se están movilizando geográfica y socialmente, y es por ello que el interés del artista de nuestro tiempo reside fundamentalmente en el proceso que ha originado la obra, más que en la obra de arte terminada. Su meta no es una actitud fija ni una relación definitiva, sino una red de incertidumbres, de ambigüedades, un campo en donde nada es fijo".

En su discurso, Charpenel analizó las experiencias del CAyC y las puso en juego con las del contexto internacional de esa época. Su elección coincide sin resto con la muestra que acaba de inaugurar la Tate Modern de Londres. La institución avanza en nuestro terreno y exhibe una exposición cuyo eje es el CAyC y sus artistas, considerados precursores del arte conceptual, el arte correo y el arte en los medios de comunicación.

Hoy, los artistas seleccionados por Charpenel trabajan en el campo expandido de la fotografía, exploran los límites de una práctica artística que no sólo ocupa un papel cada día más relevante, sino que se sirve sin prejuicios de otras disciplinas artísticas. En la sección Photobooth de este año figura Louise Lawler, de la galería Metro Pictures de Nueva York con imágenes que sintetiza hasta reducirlas tan sólo a una línea. Luego, el dibujo se puede guardar -o vender- en un CD y ya impreso en un material adherente y ploteado en la pared o cualquier soporte, esta técnica abre nuevas dimensiones en el mercado de fotografías. Desde México llegarán a Buenos Aires las galerías Juan Martín y Quetzalli con las imágenes tomadas con una cámara Polaroid e intervenidas manualmente por el célebre pintor Francisco Toledo. La sección incluye las galerías Alarcón Criado de Sevilla con las fotos de François Bucher, Six de Milán con Miroslav Tichý y Esther Schipper de Berlín con las imágenes en tres dimensiones de Karin Sander. A estos artistas se suma la participación especial del portal de Internet interactivo, E-Flux Journal de Nueva York, un genuino compendio enciclopédico de noticias, exhibiciones, publicaciones, discursos críticos, proyectos, una marea que abarca el universo del arte contemporáneo internacional.

A la ponencia de Charpenel se sumó la charla del coleccionista Raul Naon y la del director artístico del Malba Agustín Pérez Rubio. La sala de conferencias del Duhau estaba colmada. Más tarde, durante el brunch y con la gente de la Fundación arteBA, Luis Incera, Alejandro Corres, Marta Fernández, Juan Vergez, Fito Fiterman, Julia Converti, Gala Gómez Minujín, Amalia Curutchet, Mercedes Corte y Belén Arroyo estaban Agustina Blaquier, Patricia Vergez, Guillermo Alonso, Adela Casal, Marcela Sánchez Zinny, Gabriela Urtiaga, Isabel Corti Maderna, Jorge Miño, el flamante agregado cultural de la embajada de México, Diego de la Vega Wood, y los artistas y editores Cecilia Szalkowicz y Gastón Pérsico, quienes tendrán a su cargo la Isla de Ediciones. Entre langostinos crocantes y el pollo con puré de zapallo, se comentó que a fines de la década del 70 una alumna de la Universidad de Buffalo, Cindy Sherman, se cuestionó para qué gastar tanto tiempo pintando si con una cámara podía plasmar sus ideas en un instante. Su carrera fue meteórica. Y a partir de entonces la fotografía comenzó a escalar un estatus comparable al de la pintura y la escultura, tomándose las libertades que señala Charpenel.

El resultado de la nueva Feria es siempre una incógnita. Pero este año, si bien se vislumbra difícil desde el punto de vista financiero, se puede compensar con el grato efecto de nuestras fronteras en pleno proceso de apertura. Los gestores de arteBA planean el desembarco de importantes grupos de coleccionistas, curadores y críticos de todas partes del mundo. Y se espera que las autoridades faciliten los engorrosos trámites aduaneros.

Las 50 galerías de la Sección Principal y las 12 del Especial Projects Patio Bullrich, fueron elegidas por un comité de selección integrado por Mercedes Casanegra, Orly Benzacar, Ignacio Liprandi, el brasileño Eduardo Brandão y la berlinesa Sabine Schmidt.

El sector Cabinet exhibe un solo artista y se extiende a 15 espacios albergados por algunas galerías de la Sección Principal. El objetivo es resaltar obras relevantes, singulares y emblemáticas de artistas modernos y contemporáneos. En el comité de selección se destaca el talentoso educador cubano Eugenio Valdés Figueroa, hasta el año pasado curador de la colección Daros de Río de Janeiro y actual director de la Cisneros Fontanals Arts Foundation, Miami, a quien acompañan la curadora Casanegra e Inés Katzenstein, directora de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires.

El Barrio Joven Chandon renovó el equipo curatorial con el fotógrafo Raúl Flores y Manuela Moscoso, curadora del Museo Rufino Tamayo de México. Finalmente, entre los variados programas que acompañan esta Feria, para coordinar el permanente Prime Time del Open Forum está Victoria Noorthoorn, que ha logrado casi un milagro: sacar el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires del letargo al que parecía destinado.

Dejá tu comentario