El Cervantes tiene planes hasta mitad de temporada

Edición Impresa

 El Teatro Nacional Cervantes tiene previstos varios estrenos para los próximos meses, entre ellos "1938, un asunto criminal", escrita, dirigida y también actuada por Augusto Fernandes junto a Hugo Arana y Beatriz Spelzini; la comedia negra "Tarascones" de Gonzalo Demaría, protagonizada por Alejandra Flechner, Paola Barrientos, Eugenia Guerty y Susana Pampín, con dirección de Ciro Zorzoli y también está programada una nueva obra de Roberto Cossa (todavía sin título) que dirigirá Villanueva Cosse.

Del 10 al 21 de agosto el prestigioso grupo andaluz "La Zaranda" traerá "El grito en el cielo" y en noviembre se realizará una nueva edición del Festival Iberoamericano. Actualmente, se exhiben tres reposiciones: "Juan Moreira. Folletín novelesco"; el musical "Ni con perros, ni con chicos" y "La crueldad de los animales", mientras que "Los corderos" de Daniel Veronese saldrá en gira por el país.

"No hicimos la habitual conferencia de prensa, para presentar la nueva programación y el balance del año, porque justo cayó en medio de las elecciones. Ya había ganado el nuevo Gobierno y entonces parecía más importante lo que venía a futuro que lo realizado hasta ahora", explica Claudio Gallardou, quien desde 2007 comparte la dirección del TNC con Rubens Correa, hasta tanto lo dispongan las nuevas autoridades del Ministerio de Cultura de la Nación.

Periodista: ¿Usted dirigió "Juan Moreira" como broche de despedida?

Claudio Gallardou:
Estuve 8 años trabajando incansablemente con Rubens para recuperar este espacio que públicamente estuvo cerrado, y con una crisis institucional tremenda. Nosotros reabrimos el diálogo con los gremios y consideramos compañeros a los técnicos y empleados, porque no somos hombres de la política ni de carrera en gestión cultural, somos dos artistas y hemos logrado muchas cosas que antes no existían en este teatro. Por ejemplo, las giras por las provincias y las coproducciones con actores de cada lugar. Y después de años de entregar la pelota para que otro compañero cabecee y haga el gol, dije: ahora lo quiero hacer yo. Ante un eventual cambio de autoridades, como finalmente se dio, no quería irme del teatro sin haber hecho el Moreira, que está ligado a lo más profundo de mi historia a través de mi padre, que escribía y recitaba monólogos rurales. La intención mía es acercar el género gauchesco al público, que se acostumbre a verlo y no se aburra, para lo cual me tomé las licencias necesarias e incluí proyecciones, ballet, música.

P.: ¿Qué temas quedan por resolver en el Cervantes?

C.G.:
Muchos.

P.: ¿Por qué nunca se termina la fachada del edificio?

C.G.:
Hicimos tres licitaciones, dos quedaron desiertas y una está por salir ahora. Hubo intenciones muy serias de mejorar eso. Siguen machacando con el tema de la fachada pero no se les ocurre hablar de las calderas, que tenían un sistema cancerígeno desde la fundación de la sala, y han sido. Y lo más importante: las tres salas del teatro (Guerrero, Caviglia, Salón Dorado) nunca dejaron de funcionar mientras, a la par, otros teatros institucionales iban derrumbándose o quedando fuera de actividad por tiempo indeterminado. No se fijan en cómo hemos recuperado esta institución. Se mejoró los procedimientos organizativos de producción y área técnica, las instalaciones y el equipamiento. Los empleados han dignificado su tarea y su lugar de trabajo y estamos haciendo concursos para nuevos puestos en planta que ahora están detenidos hasta que el gobierno designe al nuevo director.

P.: ¿Correa aceptaría continuar en el puesto?

C.G.:
En principio Rubens tiene la intención de renunciar al cargo por razones personales. Quiere descansar un poco, disfrutar de la familia y volver a hacer teatro. Igual va a estar colaborando con la nueva gestión.

P.: ¿Y usted?

C.G.:
Yo tengo ganas de seguir un poco más. Si bien hubo alguna intención de continuidad, hasta ahora no recibí ninguna confirmación concreta. Las nuevas autoridades del Ministerio de Cultura me dijeron que programara la mitad del año solamente, cosa que hice. Lo de mitad de año para adelante lo consulto con el Ministerio y ellos van dando la venia para que sigamos avanzando.

Entrevista de Patricia Espinosa

Dejá tu comentario