Justicia: Vidal impulsa reforma que sube gasto por $1.000 M

Edición Impresa

SE PROFUNDIZA LA PELEA ENTRE LOS JUECES Y EL GOBIERNO DE BUENOS AIRES - La Corte advirtió que cambios en el Procedimiento Laboral implicarían un aumento presupuestario que contradice mensaje de austeridad.

En medio de la tensa relación que mantienen ambos poderes del Estado, la Suprema Corte bonaerense realizó una advertencia al gobierno de María Eugenia Vidal sobre el alto costo que tendría para la Provincia la aplicación de la reforma judicial que pretende aprobar el oficialismo.

En una dura resolución firmada por todos los ministros, que el máximo tribunal giró no sólo a la Gobernación sino a los despachos de los presidentes de ambas cámaras legislativas, se precisa que el impacto de los cambios en el Procedimiento Laboral en la Justicia implicaría una erogación adicional de más de mil millones de pesos.

La cifra sorprende, particularmente, porque se contradice con la política de austeridad que busca instalar el gobierno de Buenos Aires, en un contexto de presión para que las provincias reduzcan el gasto público a la par de Nación. Vidal, incluso, ya anunció su intención de postergar anuncios de nuevas obras públicas, mientras resiste además la presión, por caso, del gremio docente que busca una actualización salarial acorde al desfasaje por la inflación.

"No están evaluados ni contemplados los costos que la reforma implicaría", señalaron los miembros de la Corte.

Ante eso, anticipan que "será necesario solicitar entre 850 y 1.000 cargos adicionales, la construcción o locación de alrededor de 20.000 metros cuadrados de espacio, lo que implicaría en costos anuales $971.000.000 en personal y $37.600.000 en gastos de alquileres".

El malestar de la Corte también incluye una queja por la nula participación que se le otorgó a ese tribunal en la discusión del proyecto: "Ante cambios estructurales de tamañan magnitud como los que se proponen, resulta ineludible establecer principios superiores surgidos de políticas públicas sólidas, planificadas y de consenso, donde la Suprema Corte de Justicia y los distintos actores del sistema judicial, aporten sus experiencias y propuestas", señalan.

La reforma fue presentada por el oficialismo el 11 de abril y de inmediato cosechó el rechazo del Colegio de Magistrados. "Cualquier reforma que pretenda introducir cambios, importa necesariamente la afectación de fondos destinados a ese Poder y no debería recibir tratamiento hasta después de sancionarse una ley que le reconozca la autonomía administrativa y la autarquía financiera que le corresponde como Poder independiente", argumentaron.

Pero los escollos en el camino no sólo aparecieron por la reacción del ámbito judicial. También en lo político la iniciativa desató una feroz interna con los socios radicales de Cambiemos en la Legislatura. "Así como está planteada, es inviable. El gasto presupuestario debe ser menor", enfatizó un senador radical.

Los cortocircuitos entre el órgano presidido por Eduardo Pettigiani y Vidal asomaron con mayor dureza hace una semana, cuando ese tribunal firmó otra resolución exigiendo al gobierno una actualización salarial en el ámbito judicial, acorde con los datos de la inflación.

Dejá tu comentario