Mayer dio la única alegría

Edición Impresa

Mayer fue el único que salió airoso en una jornada con balance negativo para la legión argentina en el comienzo del Abierto de Australia. El correntino, 26° preclasificado, se impuso sin dificultades ante el local John Millman, N°151 del mundo, por 6-3, 6-3 y 6-2 en un partido sin equivalencias, dada la inexperiencia de su rival. Mayer, que sólo había ganado un partido en Melbourne el año pasado (tenía marca de 1-5), ahora espera por un rival de mayor jerarquía en la segunda ronda: el serbio Victor Troicki (54°), quien viene de consagrarse en Sídney.

El resto de los argentinos que se presentó en el primer Grand Slam del año se llevó derrotas. "Competir con dolores me hace mucho daño", dijo Juan Mónaco (63°) tras resentirse de una lesión en la espalda y perder por 6-3, 3-6, 6-3 y 6-1 con el italiano Simone Bolelli (48°). Y agregó, sembrando incertidumbre sobre su futuro: "Es difícil ponerse un objetivo a largo plazo. Cada vez me cuesta todo más, cada vez me cuesta más salir de la Argentina. Uno empieza a pensar cosas raras, muchas cosas me pasaron en estos días por la cabeza". Otro tandilense, Máximo González (98°), dio pelea ante el polaco Lukas Lacko (99º) pero se despidió en cinco sets: 4-6, 6-2, 7-5, 6-7 (4) y 6-1.

También dejó una buena imagen Diego Schwartzman (59°), pese a caer ante el sudafricano Kevin Anderson (15°) por 7-6 (5), 7-5, 5-7 y 6-4. Por último, Carlos Berlocq (70°) poco pudo hacer ante el talentoso francés Richard Gasquet (24°), que se impuso por 6-1, 6-3 y 6-1.

Dejá tu comentario