Rojo de esperanza

Edición Impresa

La película no lo dice, pe-ro el personaje de esta emotiva, divertida, e inspiradora película, el niño Mirco Balleri, está basado en el ingeniero Mirco Mencacci, natural de la campiña toscana, que allá a comienzos de los '70 era un chico inquieto, alegre, hasta que, debido a un accidente, fue perdiendo la vista y pasó el resto de la infancia en un instituto para niños ciegos.
Por suerte encontró algunos amigos, un vehículo maravilloso para sus energías creativas, y dos adultos (un cura y un izquierdista, también ciego) que lo respaldaron.
Ese vehículo era un grabador a cinta, con el que empezó a realizar sus propias ediciones de descubrimientos y cuentos sonoros. Mencacci es hoy editor de sonido de «La mejor juventud» y decenas de otras películas.

Dejá tu comentario