San Lorenzo se salvó porque tiene demasiado Barrios

Edición Impresa

El equipo azulgrana estuvo al borde de la eliminación pero pudo ganar sobre el final del partido y todavía sueña.

Sufriendo y con un gol que no estaba en ningún libreto, San Lorenzo le ganó 2 a 1 a Universidad Católica y sueña con clasificar.

El equipo azulgrana empezó dudando y en los primeros minutos sufrió el partido. Tanto que Nicolás Navarro (el reemplazante de Torrico) tuvo que intervenir dos veces ante remates de Santiago Silva y Diego Buonanotte. Con el correr de los minutos, el equipo argentino se fue serenando y empezando a manejar la pelota, desde el despliegue físico de Franco Mussis y la habilidad de Rubén Botta y Bautista Merlini, que las iniciaban todas bien, pero no las terminaba de la misma forma.

A los 35 minutos llegó el gol de la tranquilidad, en un tiro de esquina que peinó Botta y Nicolás Blandi le pegó de "tijera" derrotando a Toselli. En el segundo tiempo, San Lorenzo cometió el error de cambiar golpe por golpe y aunque tuvo situaciones como para marcar más goles sufrió con las contras de los chilenos y lo pagó muy caro.

A los 35 minutos Cordero culminó en forma brillante una jugada colectiva y después de dos amagues en el área le pegó cruzado y derrotó a Navarro, que nada pudo hacer marcando el empate.

Dos minutos después la Universidad Católica se quedó con 10 por la expulsión por doble amarilla de Kuscevic. San Lorenzo se fue con todo al ataque y parecía que no iba a lograr su objetivo hasta que a los 40 minutos Diego Aguirre hizo debutar al juvenil Cristian Barrios y en la primera que tocó, marcó el gol de cabeza a pesar de su metro 56 centímetros de estatura y desató la euforia.

Dejá tu comentario