Avatares de la TV

Espectáculos

• Terapias televisadas de dos estrellas: Marcelo Tinelli en «Canal 13» y Araceli González en «Canal 9». El feriado resultó propicio para que Tinelli contara en «Mañanas informales» anécdotas de interés general como: «Me clavé el freno de la bicicleta en un testículo» aunque luego se puso más reflexivo y confesó que Jorge Bucay le había sacado el miedo a la fama. «Yo no iba a comer a un McDonalds porque tenía pánico de que me rompieran las pelotas». También memoró Tinelli: «Le tenía miedo a la noche; mi padre tomaba bastante y se ponía agresivo. Yo no podía dormir, era sonámbulo y la pasaba mucho mejor en la siesta». Pero Guinzburg buscó cambiar la nostalgia de la terapia por un tono más acorde al invitado y se tiró contra Bucay, en sintonía con la política del monopolio Clarín: «¿Es cierto que Bucay copiaba las interpretaciones de otros?».

• Con el regreso de «La pregunta animal» de Gerardo Rozín, Araceli González habló de sus gustos a la hora de hacer el amor: «Me gusta que me agarren. Que me posean. Siempre quise hacerlo en un ascensor. Podría ser en un ascensor en Nueva York» (¿por la altura de los edificios?). También se refirió a su gusto por el vino pero se atajó por si alguien creía que abusa del alcohol: «Me acompañó todas las noches una copa de Malbec pero ojo, no es que me haya convertido en una borracha. Antes no tomaba vino y ahora aprendí a disfrutarlo». También se distendió y, aunque no se acostó en un diván como pedía Luis Majul a sus invitados, recordó sus infancia, marcada por un padre que abandonó a la familia y una madre que tuvo que salir a trabajar. Reveló además que con su primer sueldo de modelo a los 17 años había llevado a su madre a «cargar el chango del supermercado y a mi abuelo a comprarse la mejor ropa porque era muy coqueto».

• Más coincidencias en los argumentos de las tiras. El final de «Amor mío» tuvo boda en «Telefé» y «Sin código» programó el casamiento entre Nicolás Cabré y Marcela Kloosterboer para el mismo día. Claro que hubo algunas pocas diferencias para diluir el empeño de «Canal 13» de opacar a «Telefé», cosa que nunca logró pues «Amor mío» le llegó a ganar a Marcelo Tinelli. Damián de Santo estaba a punto de casarse con otra mujer cuando Romina Yan irrumpía en la boda y obviamente se terminaban casando entre los protagonistas. En «Sin código», Nicolás Cabré aguardaba ansioso la llegada de la novia en la iglesia, a quien interceptaba un ex novio en su departamento y -a punta de pistola- obligaba a que desistiera. Cabré sufría convulsiones y salía desquiciado a buscarla.

• Silvio Soldán, Lorena Paola y Gladys, la «bomba tucumana», serán operados en «Transformaciones», el morboso programa que Karina Mazzocco hará en «Canal 13». Ya pasaron por el quirófano televisado Raúl Lavié junto a su mujer (lifting en el rostro, lipólisis de cuello, bolsas de los ojos y párpados, etc), Nicky Jones del Club del Clan, se sometió a un lifting y ahora llegará el turno del conductor de «Feliz domingo» (otro lifting), Lorena Paola (implante de siliconas en los pechos) y la bailantera Gladys, la bomba tucumana, se hará una lipoescultura. No se informó aún si se editará en DVD para quienes se lo pierdan.

• Para comenzar el acercamiento a «Canal 13» y no limitar su cambio a lo meramente estético, la mencionada Gladys visitó el living de Guinzburg para hacer más catarsis en TV. Confesó estar atravesando un mal momento económico debido a los manejos turbios de sus managers: «Trabajé toda mi vida para los representantes, yo cobraba monedas, por desconocimiento de mis derechos con SADAIC».

• Despedidas y regresos en 2006. «Caiga quien caiga» terminará su temporada en «Canal 13» el jueves 22 de diciembre y cerrará así su ciclo en esa emisora para concretar la mudanza a la que buscaron accidentar desde el canal del monopolio con rebuscados artilugios legales. En tanto Mariano Grondona, que renovó contrato con « Canal 9» para continuar el año próximo con «Hora Clave», los domingos a las 23, finalizará su temporada el 18 de diciembre y no el 25 como estaba previsto.

Dejá tu comentario