Durante la cruenta guerra Israel insinuó ayer canje de prisioneros

Mundo

En paralelo a una guerra de violencia muy sostenida durante la última semana, poco a poco comienza a vislumbrarse una posible salida diplomática para Medio Oriente. Por primera vez, ministros israelíes hablaron de un eventual canje de presos libaneses por sus dos soldados cautivos y no descartaron la instalación de una fuerza multinacional en el sur del Líbano. Sin embargo, la apuesta principal sigue pasando por neutralizar el poder de fuego de la milicia chiita Hizbollah, que con sus cohetes golpea incesantemente hospitales, edificios y otros blancos civiles. Por eso, el ejército apura sus acciones, anticipándose a la presión mundial por un cese del fuego para evitar un congelamiento de la relación de fuerzas previa a la guerra. Mientras, analistas temen que Hizbollah intente salir del hostigamiento que sufre arrastrando al conflicto a Irán y a Siria.

Jerusalén, Washington y Bruselas (EFE, ANSA, Reuters, AFP) - Por primera vez desde el inicio de las hostilidades en el Líbano hace una semana, Israel abrió ayer la puerta a un acuerdo diplomático que incluya un intercambio de prisioneros con el movimiento terrorista Hizbollah y el despliegue de una fuerza internacional en el sur de ese país.

El ministro de Seguridad Pública, Avi Dichter, dijo a la radio del ejército que los dos soldados secuestrados por la milicia chiita el pasado día 12, lo que detonó la crisis, «al final volverán a casa y si uno de los medios para ello tiene que ser a través de la negociación sobre los prisioneros libaneses, pues ese día llegará y habrá que considerarlo».

Dichter, un ex jefe del servicio secreto interior, el Shin Bet, no aclaró si su definición era a título personal o en nombre del gobierno de Ehud Olmert.

La primera opción se vio reforzada por el hecho de que otro ministro, Gideon Ezra, de Medio Ambiente, dijo que su gobierno no descarta el despliegue de «una fuerza internacional» en el sur del Líbano siempre que tivos civiles en el norte de Israel.

«De este modo, se cumplirá con la resolución 1.559 del Consejo de Seguridad de la ONU», agregó Livni, quien destacó que la posición de Israel es respaldada por el Grupo de los Ocho países más ricos (G-8) y por el resto de la comunidad internacional.

«El alto el fuego no es un objetivo en sí mismo, sino que va en cumplimiento cabal de todas las exigencias previstas en la resolución 1.559», destacó la ministra israelí.
Mientras, está la decisión de viajar el viernes a la zona del conflicto de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, según lo informó el embajador de Israel ante la ONU, Dan Guillerman.

  • Reuniones

    Según el diplomático, Rice estará mañana en Nueva York para cenar con Annan y el responsable de la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana. La jefa de la diplomacia norteamericana, siempre según la fuente israelí, podría reunirse con la delegación enviada por Annan a Medio Oriente si los tres funcionarios regresan a Nueva York a tiempo.

    En declaraciones anteriores, Rice señaló que «es imperioso un cese del fuego y debemos continuar trabajando con ese objetivo».

    Durante una conferencia de prensa con su par egipcio, Ahmed Abul Gheit, la funcionaria añadió que «todos queremos el cese de la violencia. Todos queremos la protección de los civiles», pero «tenemos que garantizar que lo que hagamos sea un valor duradero».

    Sobre si el gobierno estadounidense estaría dispuesto a apoyar un alto el fuego inmediato, Rice insistió en que «todos estamos de acuerdo en que debe producirse lo antes posible, cuando las condiciones sean propicias para ello».

    Desde Bruselas, Annan avanzó con la idea de una fuerza internacional de estabilización que, dijo, debería ser «considerablemente más importante» que la actual misión de Naciones Unidas en ese país, de 2.000 hombres.

    «Tenemos que trabajar los detalles, incluyendo el concepto y el tamaño. Quisiera una fuerza considerablemente más grande que la de 2.000 hombres que se encuentra allí», dijo Annan, en referencia a la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL), acantonada desde 1978 en el sur del país.
  • Dejá tu comentario