29 de septiembre 2023 - 14:43

Ancap pesificó u$s 150 millones de deuda

Se trata de un financiamiento de la CAF a largo plazo. Con esta operación, la petrolera estatal alcanza el 96% de su deuda financiera en moneda nacional.

Ancap convirtió una deuda en dólares a pesos uruguayos para evitar la volatilidad.

Ancap convirtió una deuda en dólares a pesos uruguayos para evitar la volatilidad.

La Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap), una de las empresas estatales más importantes de Uruguay, concretó la pesificación del total de la deuda que mantiene con la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, la cual asciende a 150 millones de dólares.

La operación forma parte de una estrategia progresiva de la empresa para convertir toda la deuda en divisa extranjera en compromisos en pesos, mitigando así los descalces de moneda en su balance y la volatilidad propia de los mercados internacionales y los pasivos financieros.

Asimismo, con la concreción de la pesificación de la deuda con la CAF, Ancap pasó a tener un 96% de deuda financiera en moneda nacional respecto del total de sus pasivos financieros. En 2017, hace cinco años, este porcentaje era de apenas el 6%.

Esta deuda en particular fue contratada en setiembre de 2016 por un monto de 300 millones de dólares, con vencimiento a setiembre de 2028. En el 2020 se mitigó el riesgo de tasa de interés asociado a la misma y se pasó de tasa variable a tasa fija en dólares. Tres años más tarde, se convirtió el pasivo a pesos uruguayos: de tener que pagar una tasa diga de 2,57% anual en dólares, Ancap deberá pagar ahora una tasa fija nominal en pesos del 6,95% anual.

La operación se realizó en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la alternativa de cobertura establecida en el contrato de préstamo que permite la solicitud de conversión de moneda.

El plan de pesificación de Ancap

Ancap viene trabajando progresivamente en la pesificación de sus deudas con el objetivo de limitar los riesgos de la exposición a la volatilidad del tipo de cambio. En este sentido, la conversión de los compromisos con la CAF era la prioridad para la petrolera estatal, debido a su carácter de largo plazo y por tener el mayor saldo de endeudamiento. El otro préstamo en la mira corresponde al banco Sandander España, por alrededor de 44 millones de dólares.

La restructuración de pasivos se realiza con instrumentos en corto plazo en pesos y Unidades Indexadas (UI) a la inflación. Y el plan final es lograr el cien por ciento de la conversión de sus pasivos, de acuerdo a la empresa, para evitar que los resultados financieros —ahora más comprometidos por los gastos propios de la parada técnica de mantenimiento en la refinería de La Teja, que permitió márgenes extraordinarios durante buena parte del 2022 y el 2023— se vean afectados por las variaciones del tipo de cambio; sobre todo en el contexto de atraso cambiario que atraviesa el país.

Dejá tu comentario

Te puede interesar