12 de junio 2024 - 09:19

China anota su cuarto mes consecutivo de inflación, ¿puede ser una buena noticia en Uruguay?

El gigante asiático registró un aumento de precios del 0,3% interanual en mayo, al igual que lo hizo en abril, aunque la recuperación todavía es lenta.

La inflación creció por cuarto mes consecutivo en China, y puede ser positivo para Uruguay.
La inflación creció por cuarto mes consecutivo en China, y puede ser positivo para Uruguay.

La inflación en China creció un 0,3% interanual en mayo, según los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística del país asiático. De esta manera, se repitió el guarismo del mes anterior. ¿Qué puede significar esto para Uruguay?

El índice de precios al consumo en China mostró un nuevo incremento del 0,3%, y no solo repitió resultados de abril, sino que marcó el cuarto mes consecutivo de aumento. En una economía estancada que había mostrado señales de deflación, sino es una buena noticia, al menos implica cierto alivio ante las puertas de una recuperación.

De todos modos, los analistas advierten que es necesario impulsar todavía más la demanda para acelerar las mejoras tras los efectos económicos tardíos que la pandemia de Covid-19 generó en la segunda potencia mundial. Además, la inflación anunciada este miércoles quedó ligeramente por debajo de la previsión de los especialistas consultados por la agencia Bloomberg, que apuntaba a un 0,4%.

Por otro lado, el índice de precios del productor, que mide la inflación de los bienes al salir de fábrica, se mantuvo en la senda deflacionaria que persiste desde finales de 2022. Este indicador registró una caída del 1,4%, aunque más moderada respecto al retroceso del 2,5% de abril.

Los líderes de China llevan tiempo intentando impulsar el consumo, alicaído entre otros motivos por la crisis del sector inmobiliario y el elevado desempleo juvenil.

Las decisiones recientes de las autoridades para reducir la presión sobre el sector inmobiliario son "un paso en la buena dirección", afirmó a la agencia AFP el presidente y economista jefe de la consultoría Pinpoint Asset Management, Zhiwei Zhang. Pero "para impulsar la demanda interna de forma más efectiva puede ser necesario una política más amplia y proactiva", agregó.

¿Buenas noticias para Uruguay?

La economía china lleva varios meses trastabillando luego de que la crisis como consecuencia de las restricciones por la pandemia de Covid-19 golpearan con fuerza al país asiático.

El año pasado estuvo marcado, principalmente, por la deflación y el estancamiento. Esto impactó, ciertamente, en todo el comercio chino, y también en los intercambios que mantiene con Uruguay. Entre el stock acumulado y una menor demanda en tanto los esfuerzos presupuestarios se orientaron a impulsar el mercado interno, China abandonó su histórico primer lugar en la lista de destinos de las exportaciones locales e hizo preocupar a las autoridades políticas y cámaras empresariales por el efecto en las cuentas nacionales.

Pero a fines de 2023 comenzó una muy lenta recuperación que logró mejorar sus perspectivas y cerrar el año con un crecimiento del 5,2% del Producto Bruto Interno (PBI), en línea con las expectativas.

Ahora, los cuatro meses consecutivos de aumento en la inflación van en sentido de la recuperación, ya que dan cuenta de un mayor consumo que ejerce la presión inflacionaria sobre los precios. La coincidencia es que hay que dinamizar todavía más la demanda, lo que puede significar dos cosas para el país: que, efectivamente, China compre más; o que, al contrario, destine los esfuerzos, de nuevo, hacia su propio mercado.

A esto se le suma, además, que expertos y analistas de todo el mundo advierten por el eventual agotamiento de esta recuperación china y el deterioro de las perspectivas de crecimiento. Esto podría ocurrir, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a la falta de una respuesta de conjunto al sector inmobiliario en crisis.

Dejá tu comentario

Te puede interesar