21 de febrero 2024 - 21:50

¿Cómo se produce la carne carbono neutral que exporta Uruguay?

Este producto viene posicionando al país a nivel mundial ante la creciente demanda en Europa y Asia.

Siendo una de las industrias más contaminantes, la ganadería busca alternativas.

Siendo una de las industrias más contaminantes, la ganadería busca alternativas.

La ganadería es una las industrias más contaminantes a nivel mundial; sin embargo, la veta de producción de carne carbono neutral se esta abriendo cada vez más en los mercados internacionales obligando a los países productores a repensar sus procesos.

La actividad agropecuaria y los cambios de usos del suelo empleados para la actividad provocan el 18% del total global de emisiones de gases de efecto invernadero. Con esto, y a partir del hecho de que el cambio climático compromete cada vez más los recursos naturales necesarios para la economía de todos los países, los mercados buscan alternativas menos contaminantes en sus consumos.

Uruguay se viene posicionando en la producción de carne carbono neutral ante países europeos y asiáticos. Para eso, cuatro ganaderas uruguayas obtuvieron la certificación internacional ISO 14064-1, que garantiza y acredita los cálculos realizados para el reporte de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) de las organizaciones, utilizado como método para calcular la huella de carbono.

“La credibilidad de la producción de carne carbono neutro es en base a la certificación internacional, basado en protocolos internacionales", explicó Sebastián Olaso Aguirre, gerente general de Ganadera Barracas, perteneciente a Mosaica, a Ámbito.

Balance de emisiones

Para la producción de este tipo de carne, es necesario un cálculo de emisiones de gases y la captura de los mismos que se producen en la organización. "La carne carbono neutro se produce a partir de un balance que se hace en toda la organización, al igual que un balance contable pero con emisiones y capturas de gases", dijo Olaso Aguirre.

A partir del cálculo de todo lo que emite la producción, para la cual son necesarias las vacas - que emiten gas metano en su proceso digestivo -, como así también gasoil para las praderas, fertilizante para las semillas y las pasturas, entre otros factores, se calcula cuánta emisión se necesita a partir de los cálculos provistos por los protocolos internacionales.

"Lo que hicimos fue generar una ecuación de capturas en base a pasturas, que son las que permiten capturar el dióxido de carbono a través del proceso de fotosíntesis. A partir de la resta de las emisiones y las capturas, si estas últimas son más, se puede considerar que la carne es carbono neutral", explicó el gerente de Mosaica.

Condiciones favorables para la producción de carbono neutro en Uruguay

En Uruguay, solamente el 18% del ganado se produce con feedlot, una técnica de producción donde los animales crecen en corrales y es una de las más contaminantes. "La ecuación de las emisiones se rompe cuando la ganadera tiene un feedlot o un corral porque se tiene una enorme cantidad de ganado en una área muy chica sin ningún sumidero o área de captura", remarcó Olaso Aguirre.

Sin embargo, la gran mayoría de las producciones de carne en Uruguay se realiza a través de pasturas, donde los animales se encuentran en grandes extensiones de campo, permitiendo la captura de gases de efecto invernadero a través del proceso de fotosíntesis de las plantas.

Un consumo exclusivo y de nicho

Si bien Uruguay tiene las condiciones necesarias para la carne carbono neutro sea cada vez más común, el valor de las certificaciones provoca que sus precios sean elevados. "Producir la carne carbono neutro no es más caro, sino que la certificación es un costo", puntualizó el experto.

Sin embargo, la certificación permitió a la carne uruguaya meterse en otros mercados que demandan este tipo de sello, un mercado de nicho. "Hay consumidores en Suiza o en Corea del Sur que están dispuestos a pagar un poco más porque tiene el aval de entes internacionales", aclaró el gerente de la ganadera.

Dentro de los países que más consumen este tipo de carne son Corea del Sur, Suiza, Alemania, Holanda, Dinamarca y Brasil. En cuanto al consumo de Uruguay, a pesar de venderse con un diferencial, los cortes con hueso, según Olaso Aguirre, logran venderse muy bien.

Dejá tu comentario

Te puede interesar