11 de junio 2024 - 15:19

Déficit fiscal alto y necesidad de un Estado más eficiente, los desafíos que enfrentará el próximo gobierno

El director del Ceres, Ignacio Munyo, advirtió sobre el poco margen que tendrá la administración siguiente ante la presión de la deuda.

El déficit fiscal rondará en torno al 4% durante el próximo año, adivirtieron desde el Ceres.

El déficit fiscal rondará en torno al 4% durante el próximo año, adivirtieron desde el Ceres.

El Centro de Estudios para la Realidad Económica y Social (Ceres) presentó sus perspectivas para Uruguay “en un mundo crispado”, con los desafíos que deberá enfrentar el próximo gobierno, independientemente del partido o coalición que gane las elecciones en octubre o noviembre, en caso de haber segunda vuelta. El poco margen de movimiento por la situación fiscal y la necesidad de una reforma del Estado, puntos claves en la disertación que estuvo a cargo del director ejecutivo del organismo, Ignacio Munyo.

Que el próximo gobierno tendrá poco margen en materia impositiva es algo que se viene hablando desde hace tiempo. Por ello mismo, la suba o reducción de impuestos se instaló como uno de los temas de campaña por excelencia —al menos, en lo que al plano económico respecta—, y la mayoría de los precandidatos promete no elevar los tributos que ya pesan sobre el bolsillo de los uruguayos.

Lo cierto es que, aunque quisieran, elevar impuestos no será una opción, incluso cuando el déficit fiscal en el corto y mediano plazo se estanque en torno al 4%, según señaló Munyo. Entonces, ¿cómo abordar la necesidad de mayor financiamiento?

"Todas las propuestas de campaña son importantes para el desarrollo, pero todas implican más gasto. No podemos subir impuestos, entonces debemos transformar el gasto y por eso hicimos una revisión exhaustiva del gasto público que dejamos a disposición del próximo gobierno", apuntó durante el evento exclusivo para socios de Ceres.

Para Munyo, la clave estará en una reforma del Estado que utilice el presupuesto de manera más eficiente, comenzando por una reducción de las dependencias que “tienen competencias u objetivos similares”, las cuales son múltiples a través de los diversos ministerios.

"Lo vimos en Defensa, infraestructura, transporte y comunicaciones", señaló el director ejecutivo y continuó: "Nos centramos en Vivienda, PyMes y Primera Infancia, y encontramos una gran dispersión de entidades por áreas que tienen los mismos cometidos. Esto diluye responsabilidades y dificulta que se logre el objetivo final".

Según el análisis de Ceres, estas cuestiones deberán ser revisadas tanto en el tramo final de la actual gestión —a la que todavía le quedan más de ocho meses— como por el próximo gobierno, gane quien gane las elecciones.

Nuevas respuestas al atraso cambiario

Respecto del valor del dólar, un tema que también es controversial en el debate económico y, principalmente, de la competitividad uruguaya, Munyo señaló la importancia que tiene el tipo de cambio en relación con el control de la inflación.

Más allá de que el director del Ceres considera que en el país no hay atraso cambiario sino atraso de reformas, durante la presentación de las perspectivas para los próximos meses señaló que si el dólar llegar a 45 pesos, como reclaman las cámaras empresariales y exportadoras, la inflación sería del 9,1%; muy por encima de los valores que se estiman para el cierre del año y del rango meta estipulado por el Banco Central del Uruguay (BCU).

"Se terminó el subsidio que representa un dólar alto. Para ser competitivos hay que mejorar la inserción internacional, readecuar incentivos fiscales, simplificar burocracia, modernizar la regulación laboral y reducir tarifas", expresó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar