12 de mayo 2023 - 12:05

Duro cruce entre Luis Lacalle Pou y Carolina Cosse por la crisis del agua salada

El presidente y la intendenta de Montevideo intercambiaron críticas en medio de los problemas de abastecimiento.

El MTSS recomendó a las empresas de la zona metropolitana uruguaya entregar agua embotellada a trabajadores de riesgo.

El MTSS recomendó a las empresas de la zona metropolitana uruguaya entregar agua embotellada a trabajadores de riesgo.

Freepik

Los problemas de abastecimiento de agua potable y las consecuencias del aumento de la salinidad de la misma enfrentaron en las últimas horas al presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y a la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse.

Cosse acusó al gobierno nacional de medidas tardías en referencia a los anuncios para garantizar la provisión de agua embotellada a sectores vulnerables. Una crítica a la que Lacalle Pou reaccionó calificando de “previsible”.

“Es tan previsible. Estamos para trabajar, no para criticar. Tendría tanta cosa para criticar. Les hice una cronología de todo lo que dijeron que iban a hacer y no se hicieron. Hicieron el Antel Arena y costó el doble. Tenemos que estar todos arriba del barco y no pinchar el barco”, dijo el presidente, informó Subrayado.

https://twitter.com/CosseCarolina/status/1656980952403378176

La intendenta de Montevideo siguió con el cruce y hoy utilizó su cuenta en Twitter para responder a Lacalle Pou. “Estamos para colaborar. Barco parado no gana flete”, escribió.

“En la tarde de ayer informé al presidente que la IM está relevando de todos los pozos de agua, públicos y privados en Montevideo, además de estar analizando muestras. Puse a disposición esa información y a nuestros técnicos”, agrega la publicación de Cosse.

La provisión de agua salada por parte de OSE como parte de la estrategia para extender las reservas de agua potable ha dominado la semana política en Uruguay, con intercambios de acusaciones entre el oficialismo y la oposición e, incluso, entre directivos de los organismos estatales involucrados.

Ayer, el ministro de Ambiente, Roberto Bouvier, reconoció que el agua suministrada por la Administración Nacional de las Obras Sanitarias del Estado “ no es potable”, aunque señaló que sí “es bebible y consumible”.

La empresa estatal aumentó por segunda vez los niveles de salinidad en la mezcla para hacer durar más las reservas, que escasean producto de la sequía. “Hay una definición muy estricta, muy profesional que hizo la ministra de Salud Pública (Karina Rando)”, planteó el jerarca cuando le preguntaron por la potabilidad del agua.

Dejá tu comentario

Te puede interesar