5 de junio 2024 - 08:51

El BCU multó por más de u$S 100.000 a dos casas de cambio

Las entidades no cumplieron con el manual de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

El BCU multó a dos casas de cambio por incumplimiento de normas en contra del lavado de activos.

El BCU multó a dos casas de cambio por incumplimiento de normas en contra del lavado de activos.

Noticias Argentinas

El Banco Central del Uruguay (BCU), a través de la Superintendencia de Servicios Financieros multó por más de 100.000 dólares a dos casas de cambio del país debido al incumplimiento del manual de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

El nombre de ambas casas de cambio es Cambio Fénix, con sede central en Rivera y Cambio Brimar (Akumal), establecida en Montevideo y Punta del Este, ambas incumplieron, por un lado, el manual en conta del lavado de activos y, por el otro, el inconsistencia de las transacciones que no coincidían.

El primer caso establece que la empresa fue informada el 31 de mayo de este año donde se verificó que había incumplido con el plan de acción enviado donde se le había informado previamente que, de seguir por ese camino, se le aplicaría una sanción debido a las faltas que se habían detectado en un informe del año 2021.

De esta manera, a partir de detectar la falta de información de los clientes, ya sean sus titulares, beneficiarios finales o representante, también se detectaron falencias en la obtención y actualización de información de los mismos. Esto imposibilita monitoreos de mayor eficiencia a la hora de controlar.

Como consecuencia, la superintendencia resolvió aplicar una multa de 325.000 Unidades Indexadas (UI), equivalentes a 50.096,33 dólares , al tipo de cambio actual.

El otro caso

Respecto a Cambio Brimar (Akumal), desde el BCU se resolvió multarla debido a que había clientes que recibían fondos del exterior y no coincidían con la persona a la que se le depositaba. Por otro lado, se comprobó que existían fondos provenientes de transferencias por la venta de acciones que quedaban en la cuenta cambiaria a la espera de instrucciones.

De esta forma, y luego de los descargos por parte de la casa de cambio, la superintendencia determinó que es obligación de la empresa entregar a la cuenta indicada en la orden de pago las transferencias correspondientes, por más que existiera una relación comercial entre ambas partes.

Como consecuencia, el BCU aplicó una multa por un total de 50.096,33 dólares, sumando un monto de 100.192 dólares en sanciones para ambas casas de cambio.

Dejá tu comentario

Te puede interesar