5 de octubre 2023 - 10:08

El dólar continúa su racha alcista, ¿puede encontrar su techo?

La divisa estadounidense acumula tres jornadas consecutivas al alza y un saldo positivo de 2,16% en lo que va de octubre.

El dólar en Uruguay acumula tres jornadas consecutivas al alza.

El dólar en Uruguay acumula tres jornadas consecutivas al alza.

Foto: Freepik

El dólar en Uruguay continúa avanzando en lo que parece ser una tendencia alcista, en la que ya acumula un saldo positivo del 2,16% en lo que va de octubre. Sin embargo, los analistas todavía hablan de una corrección modesta del atraso cambiario, en tanto el valor de la divisa estadounidense sigue por debajo de las cifras de hace un año.

El dólar subió ayer un 0,63% respecto de la jornada del martes y cerró en 39,388 pesos, según la cotización oficial del Banco Central del Uruguay (BCU). De esta forma, registró su tercera jornada consecutiva al alza —octubre se mantiene 100% en terreno positivo— y se consolida sobre la franja de los 39 pesos.

Esto no es menor: hay que retroceder hasta mayo de este año para encontrar al dólar en estos valores, por lo que la cotización actual, aunque todavía modesta para algunos, no es poca cosa para quienes ya no esperaban una mejora en el precio de la divisa extranjera.

De todos modos, y si bien acumula un aumento del 2,16% en lo que va del mes, el dólar sigue manteniendo un retroceso del 1,70% en lo que va del año —atraso que se redujo sensiblemente en los últimos días pero que sigue si poder corregirse del todo—; mientras que la caída interanual es del 3,83%.

¿Rebote o cambio de tendencia?

Si bien los últimos días han mostrado lo que, claramente, es una racha alcista, al menos, es probable que pronto el dólar en Uruguay llegue a su techo. En ese sentido, el comportamiento actual de la divisa sería más bien un rebote o una recuperación tras varios meses de franco retroceso, hasta alcanzar un valor cercano a los 40 pesos en el que se equilibrará durante los próximos meses.

Esta estabilización —lo que muchos verán como un nuevo dólar “planchado”— corresponde, principalmente, a la necesidad de alinear el tipo de cambio con los objetivos de control inflacionario. Y más que un fortalecimiento del dólar —en línea con lo que sucede en el escenario internacional respecto de la divisa estadounidense—, parecería ser un freno en su caída libre.

Mientras tanto, habrá que ver también qué sucede con las tasas de interés: si bien la tendencia en el plano local es continuar bajándola —hoy se espera un recorte del orden de los 75 puntos básicos para la Tasa de Política Monetaria (TPM)—, el aumento continuado de las tasas en dólares puede llevar a que la dinámica en pesos deba acompañar el comportamiento internacional y, con ello, frenar el desincentivo sobre la inversión en moneda local.

Dejá tu comentario

Te puede interesar