20 de febrero 2024 - 10:00

El dólar no logra acoplarse a los movimientos internacionales

La divisa estadounidense cayó a pesar de la estabilidad en los mercados globales y sigue retrocediendo en la franja de los 39 pesos.

El dólar en Uruguay no logra replicar los movimientos internacionales.

El dólar en Uruguay no logra replicar los movimientos internacionales.

Foto: Freepik

El dólar en Uruguay continúa en su racha de altibajos e inconsistencias con el mercado internacional, y abrió la semana cambiaria con una baja que lo dejó un paso más cerca de caer de la franja de los 39 pesos, a pesar de la estabilidad de la divisa a nivel global.

No parece haber recetas para prever qué pasará con el dólar en el mercado local: a pesar de que durante el 2023 la cotización contra el peso siguió los movimientos generales de lo que sucedió con la divisa en el mercado internacional —el porcentaje de valor perdido durante el año fue muy similar en ambos escenarios, 2,62% en Uruguay y 2,14% en el mundo, en comparación con una canasta de seis monedas—; durante el inicio del 2024, el tipo de cambio nacional no encuentra el rumbo en relación con el índice dólar. Y mucho menos logra ponerse a la par de las expectativas de los agentes económicos.

De hecho, el cierre de la jornada de ayer volvió a caer —tras una semana marcada por altibajos constantes— un 0,14% respecto del viernes, y cerró en 39,082 pesos, según los datos del Banco Central del Uruguay (BCU). La preocupación está en que, una vez más, el billete verde se acerca a la franja de los 38 pesos cuando, según las proyecciones del mercado, no debería estar lejos de, por lo menos, los 39,5 pesos.

Mientras tanto, febrero acumula un retroceso mensual del 0,21%, si bien el buen comportamiento general de enero contribuye a equilibrar la devaluación y asegurar un leve incremento del 0,15% en lo que va del 2024. La diferencia con el cierre del 2023 es de apenas 0,06 pesos.

Incertidumbre por la diferencia con el dólar global

A nivel global, en tanto, el dólar se mantuvo estable al inicio de la semana debido a que los mercados estadounidenses permanecieron cerrados por la festividad del Día de los Presidentes en aquel país. Sin embargo, la semana pasada registró su quinta suba consecutiva y el índice dólar escaló otro 0,18% hasta llegar a las 104,23 unidades, luego de haber alcanzado el martes su nivel más alto desde mediados de noviembre.

Si bien los analistas coinciden en señalar el buen momento de la divisa estadounidense, tampoco consideran que atraviesa un momento excepcional, sino más bien una corrección a la espera de mayores certezas por parte de la Reserva Federal (Fed) respecto del rumbo de su política monetaria. En ese sentido, mañana se publicarán las minutas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), por lo que, seguramente, habrá nuevos movimientos.

En el plano local, la incertidumbre no está tanto en qué pasará con las tasas de interés estadounidenses, sino en cómo el dólar reaccionará en los mercados uruguayos a lo que suceda a nivel global. Esto se debe a que, en lo que va del año, la divisa no ha podido replicar los movimientos internacionales. El ejemplo más reciente es la semana pasada, donde en Estados Unidos el billete verde tuvo un desempeño positivo, mientras que en Uruguay intercaló jornadas de alza y retroceso, casi indistintamente.

Ayer, con la estabilidad por el cierre de los mercados, incluso llegó a caer.

Dejá tu comentario

Te puede interesar