24 de marzo 2023 - 18:31

El empleo sigue estable, pero se espera un impacto de la sequía

La tasa de empleo se ubicó en el 57,5%, mientras que la de desempleo quedó en 8,1%; por lo tanto, casi 148.000 trabajadores están sin trabajo actualmente.

La tasa de empleo en Uruguay, que mide el porcentaje de personas que trabajan en la población de más de 14 años, se mantuvo en 57,5%.

La tasa de empleo en Uruguay, que mide el porcentaje de personas que trabajan en la población de más de 14 años, se mantuvo en 57,5%.

Pexels

El mercado de trabajo en Uruguay se mostró relativamente estable en febrero, según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de empleo, que mide el porcentaje de personas que trabajan en la población de más de 14 años, se mantuvo en 57,5%. Esto implica que en febrero se estima que había 1.678.500 personas trabajando en el país. La cifra implica un aumento de casi 11.000 empleos respecto a un año atrás.

Dado que la tasa de actividad bajó modestamente, hubo una reducción en la tasa de desempleo, que quedó en 8,1%. Según el INE se estima que unos 147.900 trabajadores estaban en esta condición en febrero.

image.png

Al analizar los datos por área geográfica y comparar respecto a un año atrás, se observa una leve mejora en el empleo en Montevideo, con un comportamiento contrario en el resto del país. Si bien no son diferencias apreciables, hay que tener en cuenta que el comercio del litoral sigue sensiblemente impactado por la diferencia cambiaria con Argentina.

La sequía y el contexto internacional complican los pronósticos

A esto hay que agregar el impacto de la sequía, que ya comenzó a incidir en las cuentas del Producto Interno Bruto (PIB) y seguramente lo hará en el mercado de trabajo en los próximos meses. La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) espera una pérdida de fuentes de trabajo para este semestre a causa del déficit hídrico.

"Efectivamente la sequía complica aún más el escenario futuro. Venimos con bajas de precios internacionales, costos en dólares que se dispararon por la caída del tipo de cambio, y se nos sumó una sequía de características excepcionales. Buena parte de nuestra industria procesa bienes agropecuarios y se verá impactada por problemas de oferta", planteó su presidente, Fernando Pache, en una reciente entrevista con Ámbito.com.

A eso se suma el escenario financiero externo más difícil, con tasa de interés al alza, y la política monetaria restrictiva del Banco Central del Uruguay (BCU) para bajar la inflación.

A favor podría jugar la recuperación del salario real que se estima para los próximos meses, en la medida que los consejos de salarios están incorporando aumentos mayores a la inflación proyectada. Esto podría impulsar con más vigor el consumo interno.

Dejá tu comentario

Te puede interesar