28 de noviembre 2023 - 11:37

"El Estado no es operativo al nivel que se requiere en los tiempos actuales", advirtió Ignacio Munyo

El directo ejecutivo del Ceres reflexionó sobre el crecimiento de Uruguay de cara al año electoral: situación fiscal "delicada" y "viento en contra" regional y global, las características en el corto plazo.

Ignacio Munyo, director del Ceres, advirtió sobre la situación fiscal delicada que atraviesa Uruguay.

Ignacio Munyo, director del Ceres, advirtió sobre la situación fiscal "delicada" que atraviesa Uruguay.

Los tiempos que deberá afrontar el próximo gobierno de Uruguay no serán sencillos, marcados por una situación fiscal “delicada” y el “viento en contra” a nivel global y regional, según explicó el director del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ignacio Munyo.

Sin margen para subir impuestos, con una deuda más alta que en el 2019 y una economía más cara que las de Brasil, Argentina y Europa que limitarán aún más el margen de maniobra de las autoridades en un Estado que “no es operativo al nivel que se requiere en los tiempos actuales”. Este fue el diagnóstico que Munyo realizó durante su exposición en el Desayuno del Ceres, que giró en torno a reflexiones en la previa del año electoral, bajo la pregunta de qué necesita Uruguay para avanzar en el camino del desarrollo.

“Nos preocupa la situación fiscal, estamos con una deuda más alta que antes de la pandemia”, fue una de las cuestiones que el economista puso sobre la mesa, junto al café de los invitados. “Seguimos teniendo un gasto similar” que en los últimos años, señaló: a fines del 2019, el gasto era del 30% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que en la actualidad está en 30,2% del PBI.

Si bien la histórica sequía tuvo mucho que ver con estas cifras, Munyo advirtió que “el gasto va a seguir subiendo en los próximos meses”. “El próximo gobierno va a asumir con una situación fiscal delicada y un contexto externo desfavorable”, apuntó.

"No va a haber un viento que nos impulse en los próximos años para que el Uruguay pueda crecer", dijo, y señaló que el crecimiento va a depender de cómo se gestione una economía que está cara y va a seguir estándolo; incluso en un escenario positivo en el que la diferencia cambiaria con Argentina pueda reducirse, según las medidas que tome el nuevo gobierno de Javier Milei en el país vecino.

Un Estado que esté a la altura

Si bien Munyo destacó que el manejo macroeconómico es una "política de Estado, valorado positivamente por inversores y calificadoras de riesgo internacionales”, también reconoció que “el Estado no es operativo al nivel que se requiere en los tiempos actuales”.

A modo de ejemplo señaló los programas que no se canalizan o llegan de forma correcta a los beneficiarios —ya sean programas de apoyo a la primera infancia, de vivienda u otros. “Se necesitan numerosos puestos gerenciales en los ministerios, con salarios competitivos con el sector privado, para mejorar la gestión pública”, consideró el director del Ceres.

En la misma línea, Munyo explicó que Uruguay debe apostar a cerrar la brecha que tiene con países pequeños desarrollados y de calidad institucional similar. Y, para esto, un Estado que esté a la altura —con autoridades convencidas en avanzar en una agenda de desarrollo— será clave.

Por un lado, en términos de inserción internacional. "Uruguay debería tomar la posta" para avanzar en la Alianza para la Prosperidad Económica de las Américas (APEP) que plantea Estados Unidos y hay "una ventana de oportunidad" para ser miembro pleno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), explicó frente a los asistentes al evento.

Por otro lado, aunque fuertemente relacionado, será necesaria una “mayor oferta exportadora con sectores que están al alcance (por ejemplo: energía renovable, riego para agricultura y ganadería, pesca) pero que requieren mayor inversión”. “Habría que invertir 5.000 millones más por año", afirmó Munyo.

El plebiscito, la piedra en el zapato

Durante su exposición en el desayuno del Ceres, Munyo también se refirió al plebiscito contra la reforma de la seguridad social que persigue el PIT-CNT, el cual consideró como “riesgoso”.

“La propuesta del plebiscito —de aprobarse— nos acerca a Argentina que es el peor país en el índice global de pensiones”, expresó, duro también con la comparación con el país vecino. “Es un enorme problema que complica toda la agenda de desarrollo que tiene Uruguay”, añadió.

Respecto a la situación sindical actual del país, el director del Ceres también hizo hincapié en que es necesario flexibilizar la regulación laboral, ya que la negociación colectiva no debe ser sinónimo de rigidez, como sucede en el país.

Dejá tu comentario

Te puede interesar