13 de febrero 2024 - 14:34

Envejecimiento poblacional y sistema previsional, ¿qué se espera para el 2030 en Uruguay?

La Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) alertó por la sostenibilidad del sistema de repartos, en el que las jubilaciones se pagan con aportes de los trabajadores activos.

Uruguay podría alcanzar un déficit previsional del 6% del PBI en 2030.

Uruguay podría alcanzar un déficit previsional del 6% del PBI en 2030.

Freepik

Uruguay tendrá un déficit previsional del 6% del Producto Bruto Interno (PBI) debido al cambio demográfico global —que tiende a cada vez menos nacimientos y a un envejecimiento poblacional que, a nivel local, ya se está experimentando de manera significativa—, según un informe reciente de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP).

La situación previsional es una preocupación presente en la política uruguaya: con los resultados provisorios del último Censo, quedó claro que la población está virtualmente estancada y en comienzos de experimentar un proceso de envejecimiento que se esperaba recién para el 2043.

Este escenario, de todos modos, ya había sido abordado durante el debate parlamentario en torno a la ley de reforma de la seguridad social que se aprobó a fines de abril y cuyas primeras disposiciones entraron en vigencia en agosto del año pasado. El principal problema en la actualidad es el plebiscito que pretende el PIT-CNT para reformar la Constitución en materia previsional; algo que, según especialistas, significaría un importante retroceso en términos de viabilidad y sostenibilidad del sistema jubilatorio uruguayo.

Alerta por el sistema de reparto

En su informe, la FIAP alertó que los sistemas de reparto ya no son una buena opción para algunos países del mundo debido a la tendencia de envejecimiento de la población.

Este sistema, que consiste en que los aportes que los trabajadores realizan a la seguridad social son los que se usan para pagar las pensiones de los jubilados actuales —mientras que no existen las cuentas de ahorro personales o individuales— es una de los dos pilares que constituye el sistema mixto que existe en Uruguay. El otro es, efectivamente, el sistema de pensiones de capitalización o ahorro, que en el país se da a través de las AFAP.

Según la FIAP, la mayoría de los países que presentan el sistema de reparto ya presentan déficit previsional —tal y como puede observarse en Uruguay mismo— debido a que los ingresos que se reciben de las contribuciones de los trabajadores activos no son suficientes para pagar todas las pensiones de los ya jubilados. El principal motivo de esto es la composición demográfica, que en los próximos años jugará cada vez más un rol clave.

A modo de ejemplo, el organismo constató que en 1950 tan solo un 5% de la población de América Latina y el Caribe era mayor a 60 años. Actualmente, esta cifra llega a casi un 10% de la población, sumado a que en 2100 se espera que sobrepase el 35%, por lo que cada 100 ciudadanos de América Latina y el Caribe en dicho año, 35 serán mayores de 60 años.

Estos cambios demográficos son resultado de dos tendencias: una disminución de la tasa de natalidad y, por otro lado, un aumento de la esperanza de vida que hace que cada vez haya más personas mayores —y jubiladas— a la que vez que se reduce el número de trabajadores activos que sostengan el sistema previsional con sus aportes.

En este sentido, según proyecciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en cuanto al déficit previsional para países seleccionados de la región en 2030 y 2060, se estima que en 2030 Uruguay alcanzaría un déficit del 6% del PBI. A este se le suman Brasil (9%), Argentina (8%), Costa Rica (4%), Honduras y Panamá (1%).

Por otro lado, para el 2060 se espera que el sistema previsional nacional alcance un déficit del 12% del PBI, mientras que en Argentina será del 15%. Brasil, en tanto, llegará al 28% de déficit, siguiéndole Costa Rica (11%), Honduras (6%) y Panamá (5%).

Dejá tu comentario

Te puede interesar