13 de diciembre 2023 - 15:56

La Aduana incautó u$s 13,2 millones en lo que va del año

Para finales de este año, la dirección aplicará el doble de controles en las fronteras para evitar contrabando.

Los comerciantes uruguayos siguen sufriendo la diferencia en el tipo de cambio con Argentina.

Los comerciantes uruguayos siguen sufriendo la diferencia en el tipo de cambio con Argentina.

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) publicó un informe donde establece que en los primeros once meses del año, se llevan incautados 13,2 millones de dólares, traducido en un total de 7.000 operativos; en tanto, propusieron la implementación de doble control para fin de año.

Acorde al informe de la DNA, durante el tercer trimestre del año se realizaron incautaciones por 466,7 millones de dólares. Sin embargo, la Comisión Especial de Frontera con la República Argentina se reunió con la Comisión Especial de Frontera con la República Federativa de Brasil en una presentación donde el presidente de la comisión brasileña, Jaime Borgiani, actualizó los datos.

En ese sentido, remarcó que en los últimos meses se observó un incremento sustantivo. “Estábamos en un nivel de entre 300 y 400 precauciones y, en noviembre, llegamos a 1.100. En todas las administraciones -Fray Bentos, Paysandú y Salto- el comportamiento fue de un incremento de casi un 100%. También hubo un aumento de los montos”, detalló Borgiani.

En tanto, entre las principales incautación se encontró, en primer lugar, comestibles, que ocuparon el 28% del total. En segundo lugar, se encuentran los cosméticos y productos de limpieza con el 26%, el tercer puesto lo ocupa la vestimenta con un 18%. A esto, le siguen las bebidas con el 8% y los artículos del hogar con el 5%. Además, se retuvieron medicamentos, repuestos, proteínas y suplementos deportivos, como así también calzado, vehículos y construcción.

El doble de controles para fin de año

En el contexto de fiestas de fin de año, desde la comisión decidieron, en conjunto con el Ministerio del Interior, duplicar los controles en la aduana. A diferencia de este año, donde las incautaciones equivalieron a 13,2 millones de dólares, el año pasado fue de 21 millones. Además, Borgiani explicó que la mayoría de las incautaciones no pertenecen a vehículos particulares, sino que corresponde a ómnibus y camiones que cruzan la frontera.

“Ya tenemos gente en la zona, principalmente en la frontera con Argentina, haciendo tareas de inteligencia. En la medida que están ingresando funcionarios estamos tratando de reforzar, con personal, los puentes y las administraciones que eran más sensibles precisamente por falta de personal”, explicó.

Sin embargo, hay un fenómeno que la aduana no puede controlar y es el hecho de que los uruguayos cruzan la frontera a pasear, dormir en los hoteles y comer en los restaurantes mas caros de Buenos Aires debido a que el tipo de cambio le conviene.

“En eso, Aduanas no puede hacer nada. Se trata de un gasto que se hace porque hay un país en el que está barato, y el turista va y consume. La mayoría de los consumos es lo que da esa suma. El contrabando no es el gasto del turista; el contrabando viene por el movimiento de otras personas”, remarcó.

Un problema con historia que llegó a un pico

Si bien el contrabando en la frontera —tanto con Argentina como con Brasil— es un problema histórico presente en los cruces terrestres del país, la diferencia cambiaria generada a partir de la devaluación del peso argentino ha profundizado la situación preocupante. Así, ya no se observa solo en productos de almacén o en cigarrillos y bebidas alcohólicas —bienes tradicionalmente caros en Uruguay—; sino también en carnes e, incluso, medicamentos.

Frente a esto, y a partir del reclamo de trabajadores de los departamentos del litoral —los más afectados por la caída de las ventas y la “competencia desleal” que sufren a partir de los productos que ingresan por contrabando al territorio nacional—, el gobierno dispuso la implementación de un doble control en la frontera de Salto para intensificar la vigilancia sobre estas posibles prácticas, con un segundo puesto en el cuartel de la Guardia Republicana.

Mientras tanto, en Salto y Paysandú ya han reclamado medidas como la habilitación de microimportaciones, la regulación del precio de los combustibles y la intervención fiscal del gobierno central a través de descuentos en el IVA e Imesi en productos de la canasta básica familiar.

Entre enero y setiembre, la Aduana incautó más de 450 millones de pesos en productos que intentaron ser ingresados ilegalmente a Uruguay. Comestibles y productos de limpieza fueron los más habituales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar