14 de junio 2024 - 08:15

La rentabilidad de los exportadores cayó un 14% desde 2022 y podría empeorar hacia fin de año

Las dificultades en el comercio exterior se harían más notorias en materia de competitividad e impactarían en la producción para 2025.

La rentabilidad de los exportadores mostró una caída sostenida desde 2022.

La rentabilidad de los exportadores mostró una caída sostenida desde 2022.

Foto: Pixabay

La rentabilidad de los exportadores acumula una caída del 14% desde 2022 y podría empeorar, según un estudio de CPA Ferrere, basado en el indicador sintético que elabora el Banco Central del Uruguay (BCU).

El informe admitió la recuperación de las exportaciones de bienes en el inicio del año, vinculadas a la reversión del efecto que produjo la sequía y a las mayores ventas del sector forestal por la puesta en marcha de UPM 2, pero señaló que rumbo al 2025 “podrían ser más notorias las dificultades en materia de competitividad y su impacto en materia de producción”.

El economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, alertó al respecto sobre “un doble shock que deteriora su ecuación económica” y puso como ejemplo que desde 2022 los precios de los 5 principales productos de exportación acumulan una caída del 4%.

“Del otro lado de la ecuación de producción, algunos insumos clave aumentaron 27% en el caso del gasoil (medido en dólares), 35% los costos generales (inflación en dólares) y 45% la mano de obra (salarios en dólares)”, apuntó Capurro.

“Si esta ecuación no se recompone, el equilibrio rumbo al 2025 cierra con menos producción, inversión y empleo, tal como sucedió entre 2016 y 2019”, anticipó el experto.

Placa cpa.jfif

Los exportadores reclaman medidas para mejorar la competitividad

En este contexto, desde la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) insisten en la importancia de una mejora de la competitividad, que incluye la corrección del atraso cambiario, un factor fundamental para el sector.

María Laura Rodríguez, responsable de Asesoría Económica de la UEU, le planteó a Ámbito semanas atrás que “en 2022 se vio un desfasaje importante cuando el dólar cayó y en otros países aumentó, pero no en Uruguay”, al señalar que “desde entonces se generó una brecha que no se pudo recuperar”.

“Eso afecta al exportador porque recibe menos pesos por cada dólar que exporta y esos pesos que usa para pagar salarios, tarifas o impuestos le rinden menos”, advirtió Rodríguez, quien aclaró que el tipo de cambio no es el único eje.

En ese sentido, pregonó “mejorar algunos costos internos y el acceso a más mercados y acuerdos comerciales para pagar menos aranceles”, entre los que mencionó avanzar con el acuerdo pendiente entre el Mercosur y la Unión Europea e incluso evaluar posibilidades de flexibilización “en el caso de que el Mercosur no avance a la velocidad que necesitamos”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar