29 de marzo 2023 - 21:28

Las claves del proyecto de ley de operadores inmobiliarios que ingresó al Parlamento

La Cámara Inmobiliaria Uruguaya impulsa una iniciativa que busca formalizar y profesionalizar al sector.

Desde la CIU afirman que actualmente la informalidad alcanza el 60% en el sector.

Desde la CIU afirman que actualmente la informalidad alcanza el 60% en el sector.

Foto: Uber

La Cámara Inmobiliaria Uruguaya (CIU) impulsa, en conjunto con las asociaciones más representativas del rubro a nivel nacional, un proyecto de ley que busca formalizar y profesionalizar al sector a través de la creación de un registro que permita regular legalmente a los operadores inmobiliarios.

Para entender esta iniciativa que ingresó al Parlamento, y que fuera presentado, en primera instancia, en julio del 2022, Ámbito.com dialogó con la presidenta del la CIU, Beatriz Carámbula.

Una por una, los principales puntos del proyecto

El registro de operadores inmobiliarios que propone el proyecto funcionaría bajo la órbita del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y quedaría administrado por una Comisión formada por integrantes del Poder Ejecutivo y de las gremiales del rubro, que contarían con la facultad de "cobrar la tasa de registro, controlar el trabajo de los operadores inmobiliarios, expedir la matrícula, y sancionar en el caso de que sea necesario", afirmó Carámbula.

A su vez, se crearía un "muy necesario" observatorio del mercado inmobiliario destinado a brindar información precisa, ya que "la que tenemos no es muy actualizada", según la presidenta de la CIU.

Los habilitados a inscribirse al registro son todos aquellos que cuenten con un título de operador inmobiliario y estén registrados en el Banco de Previsión Social (BPS), la Dirección General Impositiva (DGI), la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft), así como también ante el Ministerio de Turismo para aquellos que trabajen en zonas turísticas.

También, según explicó Carámbula, para la obtención de la matrícula, el proyecto prevé una "consideración especial" para quienes puedan probar con documentación que se encuentran trabajando en la actividad inmobiliaria con una antigüedad "de un año a la fecha". Luego de la entrada en vigencia de la ley, será necesario el título de operador inmobiliario.

Carámbula sostiene que "el proyecto no va en contra de la libertad del propietario a negociar", puesto que "son libres de vender sus propiedades sin tener que estar en una inmobiliaria" y tampoco "restringe la libertad de trabajo de los que hoy ejercen de manera irregular la actividad", sino que lo que se busca es que esta gente "se regule y se capacite" para la protección del cliente.

En esa línea, desde la jerarca de la CIU aseguró que "con esta ley ganamos todos", en relación con que "el cliente estará más protegido y mejor asesorado", "el Estado ganará en recaudación", y, al mismo tiempo, "se cumplirá con las exigencias de la Senaclaft".

La CIU estima un 60% de informalidad en el sector

Desde la CIU afirman que actualmente la informalidad alcanza el 60% en el sector. Este porcentaje aumentó durante la pandemia, ya que mucha gente vinculada al sector "empezó a actuar desde lo informal", comentó Carámbula. Acerca de esto, indicó que "el informalismo implícitamente te lleva a la evasión tributaria y la desprotección de los trabajadores", algo que repercutió en "la imagen de los operadores inmobiliarios".

Es por esto que la CIU contrató un estudio para evaluar el nivel de informalismo, ya que "llama la atención la cantidad de gente trabajando informalmente", algo que "genera cada vez más problemas para trabajar en el sector". Por lo tanto, la presentación de este conciso proyecto de 13 artículos, y de buena recepción a nivel legislativo y en la Confederación de Cámaras Empresariales Uruguay, asoma como una alternativa en miras de solucionar esta problemática.

Dejá tu comentario

Te puede interesar