9 de noviembre 2023 - 16:05

Las plataformas de alquiler criticaron el proyecto de regulación del alojamiento turístico temporario

Para la Asociación Latinoamericana de Internet no es correcto comparar el alquiler particular temporario con actividades como la hotelera o la inmobiliaria.

La Asociación Latinoamericana de Internet criticó el proyecto que busca regular el alquiler con fines turísticos en Uruguay.

La Asociación Latinoamericana de Internet criticó el proyecto que busca regular el alquiler con fines turísticos en Uruguay.

El Parlamento trata desde principios de año un proyecto de ley que busca regular el alquiler de viviendas con fines turísticos en Uruguay, una iniciativa que levanta dudas desde la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), entre otras organizaciones.

Para la ALAI, el alquiler turístico o temporario —una modalidad que se ha expandido en todo el mundo, al punto de que en muchos países del primer mundo comienzan a regular su funcionamiento a través de leyes concretas— no puede ser analizado como a la actividad del sector inmobiliario ya establecido.

Esta fue una de las cuestiones que señaló la delegación del organismo ante la Comisión de Industria del Senado, que trata el proyecto de regulación para este tipo de alojamiento en Uruguay.

Representada por su director ejecutivo, Raúl Echeberría, la ALAI llevó al recinto el planteo de que los arrendatarios de viviendas para uso turístico que ofrecen alquileres temporales a través de plataformas de internet no son hoteles ni tampoco empresas inmobiliarias. Por ello mismo, se genera un conflicto entre la realidad y la regulación cuando se busca implementar marcos regulatorios sobre este tipo de actividad.

Según explicó Echeberría, esta modalidad de alquiler hizo crecer al sector y “atrae una mayor formalización de esta actividad económica porque la participación a través de sistemas formales y de plataformas requiere pagos, compras con tarjeta de crédito, el registro y las transacciones que dejan sus pistas”.

Asimismo, señaló que esta formalización del sector a través de las plataformas de internet genera ingresos extra en hogares mayormente de clase media: “No quiero mentir, pero aproximadamente la mitad de los arrendatarios de viviendas en esta modalidad son mujeres, consideradas como jefas de hogar”, dijo.

La diferencia con las inmobiliarias turísticas

El representante de las plataformas apuntó particularmente contra el segundo artículo del proyecto de ley, el cual expresa que cualquier persona que administre más de una propiedad bajo la modalidad de alquileres temporarios debe registrarse como inmobiliaria turística. Para la ALAI, esta consideración es excesiva, ya que hay quienes alquilan de forma temporaria también la propiedad en la que viven.

El artículo séptimo también recibió críticas de Echeberría. Éste indica que el propietario deberá asumir las responsabilidades frente al huésped que marcan las normas relativas a la actividad hotelera.

Al respecto, el director general de la ALAI sostuvo que “no es lo mismo; los hoteles organizan eventos, ofrecen servicios gastronómicos, restaurantes, lavado de ropa. Además, muchas veces reciben estímulos a las inversiones; es una actividad diferente, ni mejor ni peor, son actividades distintas que se complementan”.

El mismo artículo marca que será necesario solicitar el cambio de uso de la vivienda de residencial a turístico. Esa modificación deberá realizarse en la intendencia departamental que corresponda. “No me imagino mucha gente haciendo un trámite en la intendencia pidiendo un cambio de modalidad de uso de tipificación de una propiedad, sin entender claramente cuáles pueden ser las consecuencias”, señaló Echeberría.

“Pueden ser solamente un trámite para poder alquilar la casa o eventualmente otras consecuencias desde el punto de vista tributario o restricciones y obligaciones distintas”, complementó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar