30 de junio 2023 - 11:20

Los 4 factores que nublan la posibilidad de una corrección en el valor del dólar

Las mejores expectativas económicas para el país generan un escenario de fortalecimiento para el peso.

El dólar acumula cuatro alzas consecutivas en Uruguay.

El dólar acumula cuatro alzas consecutivas en Uruguay.

Foto: Juan Carlos Cáceres

El dólar retomó el camino a la baja en el cierre de la última jornada cambiaria en Uruguay, y acumula una caída de más del 3,24% en lo que va de junio mientras un posible escenario de corrección del tipo de cambio es cada vez menos probable.

El dólar bajó un 0,26% respecto de la jornada del miércoles en su 13° jornada negativa de las últimas 15 —con dos leves subas el lunes y el miércoles—, y cerró en 37,521 pesos, según la cotización oficial del Banco Central del Uruguay (BCU). De esta forma, volvió a alejarse de la franja de los 38 pesos, de la cual no caía desde principios del 2020; y continúa en un sendero de atraso cambiario que preocupa en gran medida a los sectores exportadores por el detrimento que el tipo de cambio significa para la competitividad del país.

En este escenario, las posibilidades de que ocurra una corrección cambiaria son cada vez más lejanas, incluso cuando los analistas estiman que el BCU baje las tasas de interés entre 25 y 50 puntos básicos durante la próxima reunión del Comité de Política Monetaria (Copom), el 6 de julio.

Las razones exceden lo que es propiamente la política monetaria, y por ello mismo parece escaparse de las manos del gobierno —cuya única herramienta para intervenir en el tipo de cambio es, efectivamente, la Tasa de Política Monetaria (TPM)—, que se ve atrapado en la teoría de la sábana corta: mientras los diferentes indicadores macroeconómicos sigan mejorando, la corrección se parecerá cada vez más a una utopía.

Malas noticias para el dólar: crece la economía, crece el peso

“Si la inflación se modera, si el déficit fiscal se reduce, si el PBI vuelve a crecer y si las calificadoras suben la calificación de deuda que repercute en menor riesgo financiero, no hay fundamentos para esperar suba del dólar en Uruguay”. Así lo señaló Diego Rodríguez, asesor de financiero de la consultora Gastón Bengochea a mediados de mes, cuando apenas se comenzaban a conocer los indicadores positivos para la economía nacional, y previo a la publicación de las Encuestas de Expectativas del BCU.

En definitiva, la conjunción de estos cuatro factores supondría un estado de estabilidad económica que genera confianza en la moneda local en los inversores; es decir, mayor inclinación hacia el peso que hacia el dólar por los mejores rendimientos que el primero supone, por lo que la demanda de moneda estadounidense continúa muy por debajo de la oferta en el mercado cambiario uruguayo.

Embed

Este es el escenario que confirmaron los analistas consultados por el BCU en sus Encuestas de Expectativas: proyectan suba del Producto Bruto Interno (PBI), baja del desempleo y del déficit fiscal, y una reducción paulatina de la TPM; que se suma a la evidente desaceleración de la inflación y a la mejora de la nota de deuda por parte de las agencias calificadoras más importantes —Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch.

Por lo tanto, la corrección del tipo de cambio no parece ser una posibilidad en el corto y mediano plazo, a pesar de los esfuerzos de diferentes actores en función de mejorar la competitividad de la economía uruguaya en el mercado internacional. Habrá que ver si, a largo plazo, esta menor competitividad no terminará afectando lo que hoy se celebran como números positivos a pesar de su impacto indirecto en el desempeño de las actividades exportadoras.

Dejá tu comentario

Te puede interesar