30 de junio 2023 - 07:52

Analistas anticipan una baja en las tasas de interés de entre 25 y 50 puntos básicos

Agentes del mercado creen que el Banco Central del Uruguay ajustará la tasa de referencia tras el retroceso de la inflación.

Analistas estiman que el Banco Central del Uruguay reducirá la tasa de interés.

Analistas estiman que el Banco Central del Uruguay reducirá la tasa de interés.

Foto: BCU

Las tasas de interés del Banco Central del Uruguay (BCU) podrían reducirse en julio entre 25 y 50 puntos básicos, de acuerdo a la proyección de analistas y agentes de mercado, en buena medida a raíz del descenso de la inflación.

Desde Urraburu Corredor de Bolsa consideraron que el BCU ajustará a la baja las tasas, que hoy están en el orden del 11,25%, en el marco de la política monetaria contractiva que viene llevado adelante. La decisión se terminará de confirmar el próximo jueves 6 de julio, cuando se reúna el Comité de Política Monetaria (Copom).

Ángel Uraburru, anticipó en diálogo con Radio Carve que espera “una baja de tasas de entre 0,25% y 0,50%”. Sobre las consecuencias de esa decisión, indicó que “sería una señal interesante que el BCU y el Copom puedan dar a la economía para sacar un poco de expectativas negativas respecto al precio del dólar en los próximos tiempos”.

Para el corredor, “el mercado está preparando esa baja” y justificó su visión al señalar que “las letras de tesorería a largo plazo dan menos rendimientos que las de corto plazo”. Vale resaltar que hasta el momento la política monetaria del BCU fue la estrategia principal del gobierno para controlar la inflación. El último descenso se produjo en abril, con una reducción de 25 puntos básicos, mientras el mes pasado se mantuvo congelada, por lo que la expectativa es que vuelva a descender.

La reducción de la tasa de referencia podría fortalecer al dólar

Si el BCU decide la semana próxima ajustar a la baja la tasa de referencia, la decisión podría fortalecer la cotización del dólar, en un contexto de importante atraso cambiario. “No tengo dudas de que la semana que viene se va a acomodar hacia arriba el tipo de cambio”, expresó en ese sentido Urraburu, quien consideró que junio, al igual que diciembre, “son meses poco líquidos” por el pago de aguinaldos y sueldos.

Semanas atrás se había expresado en la misma dirección el economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, quien explicó que tanto la inflación tendencial (el indicador que excluye alimentos frescos y energía) como la inflación global están cayendo y dando “señales de enfriamiento”.

“La presión a la baja sobre el dólar está siendo importante por distintas razones, y empieza a ser un problema de preocupación”, admitió en aquel entonces Capurro, quien habló de preocupación política” de parte del presidente Luis Lacalle Pou.

Dejá tu comentario

Te puede interesar