20 de abril 2024 - 09:28

Los mejores restaurantes para disfrutar de la cocina peruana en Argentina

Cinco propuestas gastronómicas destacan en la oferta de Buenos Aires para degustar platos típicos de ese país.

El barco cevichero es una de las delicias que destacan entre las propuestas de comida peruana que se ofrecen en Argentina.

El barco cevichero es una de las delicias que destacan entre las propuestas de comida peruana que se ofrecen en Argentina.

A la hora de visitar Argentina, no sólo la carne y las parrillas aparecen como una opción atractiva entre las propuestas gastronómicas, sino que Buenos Aires se destaca también por un nutrido menú de restaurantes de comida peruana.

Aquellos uruguayos que piensen cruzar el Río de La Plata en plan turístico, pueden aprovechar la ocasión para descubrir o revisitar las delicias de la cocina de Perú en la capital argentina. A continuación, cinco recomendaciones para disfrutar los platos típicos de la cocina de ese país en Buenos Aires.

Asu Mare

Asu Mare, a cargo del chef peruano Dángelo de la Cruz, es una distinguida barra cevichera inspirada en las barras de los mercados populares de Lima que actualmente tiene tres sucursales.

La carta presenta opciones que replican los sabores tradicionales de las tierras peruanas protagonizadas por pescados y mariscos, e incluye también opciones vegetarianas. Se pueden probar variedad de ceviches, como el Carretillero (con pesca del día y chicharrón de calamar, recomendado para aquellos que se acercan por primera vez a este tipo de cocina); arroces, causas y otras preparaciones con toques personales del chef.

Los chefs recomiendan especialmente las opciones para compartir, como la Ronda Asu Mare (que incluye chaufa de mariscos, chicharrón de pescado, chicharrón de calamar, ceviche clásico y picante de mariscos); el Barco Cevichero bravazo (una estructura en forma de barco con ceviche mixto, arroz con mariscos, chaufa con mariscos, leches de tigre, choritos de chalaca, tequeños y chicharrón de pescado y de calamar para entre cuatro y seis personas); o el formato de dúos o tríos, que permite elegir algunos platos calientes.

Para cerrar la noche, sorprenden las delicias clásicas, como el suspiro limeño o la torta tres leches, y como maridaje, la barra se luce con cócteles clásicos y de autor. En Asu Mare, las porciones son generosas, los precios accesibles y cuentan con una esmerada atención.

Dirección: Av. Pueyrredón 535, Once; Thames 1514, Palermo; y Corrientes 1660, Paseo la Plaza.

Barra Chalaca - Wantacos.jpg

Barra Chalaca

Barra Chalaca es el tercer proyecto en Argentina del reconocido chef peruano Gastón Acurio. Ubicada en Palermo, esta barra cebichera remite a aquellas del Puerto del Callao en las que priman la música alegre, la comida abundante para compartir y la buena onda.

La carta invita a probar tiraditos, cebiches, causas, sándwiches, piqueos, chaufas y arroces, en formato street food y a precios accesibles. Entre los platos recomendados, se encuentra el tiradito de pesca fresca del día Chucuito (con leche de tigre cremosa, palta y oliva); el cebiche Chifa (de pesca fresca con aceite de ajonjolí, maní y tiras de wantán) o la causa Antigua (con escabeche de pesca del día, huevo, plátano y camote).

A su vez, en la tentadora sección de "piqueo", con platos pensados para compartir, son imperdibles las empanadas chalacas (rellenas de picante de langostinos); los wantacos (rellenos de tartar de trucha y palta nikkei) y las croquetas marineras con salsa tártara de ají amarillo.

En el apartado de arroces, se recomienda el chaufa Nikkei (con tempura de langostinos y boniato con salsa nikkei) y un arroz chaufa veggie con vegetales de estación. El final dulce llega de la mano de los tradicionales suspiro limeño y la torta tres leches.

Para maridar, la carta cuenta con vinos seleccionados —incluidas dos opciones elaboradas por bodega Zuccardi especialmente para el lugar—, cervezas industriales y cócteles clásicos —como el Pisco Sour— y algunos más de autor, como el distinguido Matapena (con pisco o gin, hierba Luisa, manzanilla y ananá).

Dirección: Arévalo 1392, Palermo.

Jarana Black Roll.jpeg

Jarana

Esta propuesta de Palermo, a cargo del chef Pablo Julca Trujillo, invita a disfrutar los sabores de la cocina peruana-nikkei con toques argentinos. Elaborados con materias primas frescas, es posible optar por ceviches, causas, anticuchos, tiraditos, sushi, arroces, pastas e incluso carnes a la parrilla.

El menú sorprende con platos que dan cuenta de esta fusión, con opciones de entradas como las destacadas empanadas fritas de ají de gallina (con pasta de ají amarillo y pollo desmechado) o la clásica Causa Limeña con pollo (llamada “La Limeñita”). Entre los principales, se recomienda el risotto negro de mariscos, el lomo salteado con fetuccini a la huancaína y la milanesa Jarana (hecha con bife de chorizo y salsa huancaína).

Las innovadoras piezas de rolls de la sección de sushi merecen una mención especial: el Acevichado (con langostinos en tempura, boniato cocido, palta, cobertura de pesca, emulsión de vieira y maíz canchita roto) o el Black Roll (con shari en tinta de sepia, langostino furai, pesca blanca flambeada en manteca japonesa, tartar de langostinos con chili garlic y mkm gratinado). También cuentan con rolls clásicos y opciones veggies. En cuanto a la sección dulce, es posible degustar el suspiro limeño, un mousse de chocolate y un flan de coco.

La barra ofrece cócteles de autor, como el Andrómeda (con JW Red Label, guanábana, almíbar simple, limón, té exótico que sirven en la mesa y va cambiando de color el coctel), vinos seleccionados y jugos naturales que contribuyen a una experiencia de sabores inigualable.

Dirección: Fitz Roy 1722, Palermo.

LaMar5.jpg

La Mar

Al hacer una recopilación de los lugares peruanos más destacados, no puede faltar La Mar. Esta cebichería peruana ubicada en Palermo, que lleva la firma de Gastón Acurio, invita a probar platos auténticos de la cocina del Perú preparados con pesca fresca de temporada de la costa argentina, mariscos finamente seleccionados, materia prima de primera línea y técnicas novedosas que le agregan valor a la experiencia.

La chef Astrid Acuña es la encargada de los fogones de este lugar, el cual presenta al cebiche como plato insignia de la casa, y continúa el recorrido con manjares como tiraditos, anticuchos, causas, arroces, sudados, guisos, sushi nikkei, pescados enteros y parrilladas de mar.

Todos los platos del menú reflejan una gran técnica culinaria, entre los que destacan opciones como el cebiche bachiche (con pesca del día en leche de tigre clásica, palta, alcaparras y aceite de oliva o el cebiche oriental de trucha en leche de tigre clásica con vegetales encurtidos, maní y aceite de sésamo); el tiradito laqueado (que contiene trucha, leche de tigre de maracuyá, nabo, verdeo, mayonesa de anguila y semillas de sésamo); la causa antigua (con escabeche de chicharrón de pesca, boniato, banana y huevo); el muchame de pesca (con pesca curada con chimichurri de alcaparras, tomate de huerta, palta, ajo crocante y oliva servido sobre puré de garbanzos, acompañado de galletas caseras con mix de semillas sin tacc); o el choripancito La Mar (con pan artesanal relleno con chorizo de mar, chimichurri, chalaquita y salsa de rocoto).

El arroz a la olla con mariscos del día, chorizo del mar, salsa ocopa y criolla clásica es otro de los platos destacados, al igual que los fideos achupados, un plato que contiene fideos en salsa chupe con langostinos anticuchados, terminados con chimichurri peruano; o sus indiscutibles pescados enteros, como el chicharrón nikkei, con pesca deshuesada, frita y guisada servida con salsa dulce picante y chaufa blanca.

Dirección: Arévalo 2024, Palermo

Tanta - Los langostinos y el risotto.jpg

Tanta

De la mano del reconocido chef peruano Gastón Acurio también nació Tanta. Esta sede argentina del restaurante de cocina criolla peruana ofrece platos con sabores de hogar y abundantes porciones, que fusionan recetas típicas peruanas, transmitidas de generación en generación, con sabores del mundo.

Para disfrutar en los espacios de su amplio, cuidado y moderno ambiente, su carta invita a probar tentadoras entradas, montaditos, piqueos, ensaladas, pastas y arroces, entre otros. Algunas opciones son los dumplings a la diabla (un bocado artesanal con acento oriental, relleno de langostinos bañados en salsa de ají picante y toques agridulces); las croquetas de choclo con queso y salsa de rocoto; los anticuchos de corazón de res (marinados con salsa anticuchera, papas doradas, choclo y salsas); o la imperdible Jaranita Criolla, una degustación de anticuchos, causa de pollo, papas a la huancaína y papa rellena.

Como platos principales proponen la Trucha Crillón en salsa al ajo y perejil, vainitas y zanahorias saltadas con arroz y arvejas; el tacu tacu a la pobre (una milanesa de pescado o lomo de res servida sobre tacu tacu, huevo y banana frita y salsa escabeche); el aeropuerto de quinoa (una chaufa de quinoa orgánica con pollo y verduras, cubierto de tortilla y salsa de ajo picante); el sándwich Butiyork (un pan de burger relleno de chancho al horno, cebolla blanca a la plancha, queso, pepinillos, mostaza, tortilla y salsa golf), entre otros.

Los postres, cócteles de autor, variedades de vinos y bebidas complementan la propuesta gastronómica de este imperdible lugar, que ofrece áreas como su confortable salón o deck a cielo abierto.

Dirección: Esmeralda 938, esq. Paraguay, Retiro.

Dejá tu comentario

Te puede interesar